Otro mundo es posible

Adaptado al español por despojosdeoccidente

Cuando me preguntan por qué habito

En las montañas grises,

Yo sonrío para mis adentros;

Mi consciencia está serena…

¡Las flores de los duraznos en flor,

El refrescante rocío de la mañana!

Existe otro cielo y otra tierra,

Más allá del mundo de los hombres.

-Li Po

COMENTARIO:

El maestro ha hablado, y cuando el maestro habla todo el mundo calla y obedece, excepto los ineptos, que enajenados andan de ofuscación en ofuscación entre las obnubilantes formas de este mundo efímero en constante decadencia. Esto quiere decir que nadie entenderá ni obedecerá la guía que las palabras de Li Po encierran.

Estamos viviendo el fin de los tiempos humanos, previos al inicio de la era transhumanista, razón por la cual el hombre moderno está apestado y enfila ya el matadero de su autodestrucción final y definitiva. A tal fin sirve la peste de la falsa pandemia, y otras pestes que están por venir.

Existen dos mundos, que están más allá del alcance de comprensión de los ateos, es decir, de la generalidad del ganado humano. Por un lado tenemos el mundo de las causas intermedias, caracterizadas por la impermanencia, que es todo aquello que configura la proyección egocentrista que las personas, los “personajes” que creemos ser, proyectan. Se trata de un mundo fantasmagórico, como el de las películas del cine, donde las formas irreales van y vienen, creando así la ilusión de que son consistentes, reales.

Y el otro mundo es el mundo real, es decir, el mundo que sostiene la trama impostada que los egos proyectan. Es un mundo de luz infinita, omni-abarcadora, omni-alumbradora y omni-penetrante. Ese es el mundo en el que Li Po y los que son como él, habitan.

sobran 7m

Viene una hecatombe, pues es necesario purgar, diezmar al sobrante humano para que un nuevo mundo felizmente sostenible (para unos pocos) emerja. Estamos ante la transmutación de un mundo insostenible de deuda infinita, de burbujas del bienestar y de trabajos de mano de obra humana, hacia un mundo sostenible sin dinero, sin ocio y de trabajo robotizado dirigido por una IA cuántica. Un nuevo mundo en el que solo 500 millones de ciborgs-humanos tendrán cabida; el resto va risueñamente al matadero, sin darse cuenta, por su propio bien y seguridad.

Busquen una salida a ese otro mundo, al mundo de las sempiternas luces, antes de que todo se derrumbe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s