Razones por las que una mujer va a dejarte aunque seas lo que siempre quiso.

En el día de hoy nos gustaría comentar un artículo ridículo escrito por una ridícula mujer acerca de las razones por las que una mujer deja a su hombre,  aunque dicho hombre sea el hombre de su vida y se ajuste a todos los requerimientos que ella solicita. Algo disparatado, pero es que en occidente, ¿qué no lo es?. La anomalía de abandonar al hombre que te gusta solo está presente en la incivilización occidental, no así en el mundo civilizado, es decir, el mundo islámico, pues la sana educación en los sanos valores tradicionales emanados del Corán imposibilita el medrar canceroso de las feministas, las cuales son las responsables del extravío de no saber lo que se quiere en la vida y de no estar nunca satisfechos con nada.

Antes de empezar nuestro análisis de esta perturbación feminista haremos mención a nuestro patrocinador, SEXO-ROBOTICS SL. Su catálogo de muñecas sexuales es fascinante, con las cuales podrán solazarse en el próximo confinamiento severo. Hagan su pedido en el entorno seguro y friendly de su página web, “sexo_con_robots.com”

Y ahora que empiece el show.

Ella va a dejarte y no hay nada que puedas hacer. Esa certeza te tortura y te quita el hambre, el sueño y hasta las ganas de sonreír. No te culpes; no eres tú, es ella la que ya no quiere estar contigo. Pero no te lastima adrede, sólo es un ser humano como tú que cambia, avanza, retrocede, se hunde y navega en sus propios conflictos personales. Ella te amó –probablemente aún te ame– pero sí, va a dejarte y estas son sus razones. (culturacolectiva.com).

El problema de dejar a tu hombre no reside en dejarlo, sino en que no lo dejas hasta que ya tienes a otro mejor maromo enjaulado y bien asegurado en tus garras de mujer. Se trata de una actitud indeseable e impropia de las mujeres decentes, que causa el sufrimiento y la frustración del cornudo que se creía que tú, mujer desquiciada, lo amabas.

1.Porque extraña ser ella misma

Aunque te tenga confianza, extraña aquellos momentos en los que todo lo hacía completamente sola. Añora desde decidir qué comer sin preguntarte si también se te antoja ese platillo, hasta pasar más tiempo con otras personas que ama tanto como a ti. (culturacolectiva.com).

La cuestión crucial a dilucidar aquí es: ¿qué es ser “uno mismo”? Pues si una mujer deja a su hombre para ser ella misma, pero no sabe lo que es ella misma, entonces el desquiciante fenómeno de dejar a tu hombre se perpetuará ad infinitum y dicha mujer acabará suicidada o muy enferma. Cuando se indaga la realidad de “¿quién soy yo?” solo se encuentra que no se encuentra nada -un sobrecogedor espacio vacío, insondable e infinito, sobre el cual la película de nuestras vidas es proyectada. Somos unos “personajes” peliculeros, sin base ni raíz real, y mientras las mujeres no lo sepan seguirán dejando a los hombres que aman para buscar emociones excitantes que perpetúen su fantasiosa idea de “yo soy”.

2.Porque no le gusta en lo que te has convertido

Has cambiado, como todos lo hacemos, pero él no aprendió a amar esa nueva versión de ti. (culturacolectiva.com).

Aquí lo importante a dilucidar es, ¿en qué te has convertido? ¿En qué consiste esa nueva versión de ti misma? En función de tu nueva versión, en función del update 2.0 de tu personaje, será lógico o ilógico que a tu hombre le agrades o no le agrades. Por ejemplo, si Margarita Pérez 2.0 se ha convertido en una guarrilla que desatiende su hogar y le gusta medrar en fiestas, es perfectamente razonable mandar a Margarita a la mierda; que sea él el que la deje a ella antes de que ella lo deje a él. O algo parecido.

3.Porque no le gusta en lo que él se ha convertido

Ha cambiado después de todo lo que atravesaron juntos y no poder reconocerse en el espejo la aterra aún más que perderte.(culturacolectiva.com)

Se trata de la misma coyuntura del apartado -2- pero a la inversa, razón por la cual la pareja quedará rota y no volverá a la coyunda.

4.Porque está segura de que la esperarás

Sabe que siempre estarás para ella y siente la libertad de alejarse para volver cuando esté lista. (culturacolectiva.com).

Se trata de una actitud propia de un calzonazos, es decir, de un medio hombre, el aguantarle todo a su mujer, de modo que esta se sienta segura de que puede volver con su cornudo cuando las cosas se le tuerzan en su nueva y fascinante vida. Tanto el cornudo como la díscola que cae en tal indignidad son merecedores del repudio de los hombres de Dios –los verdaderos hombres.

5.Porque está cansada de tener una relación

Así como a veces la soledad la agota, pasar toda una etapa de su vida contigo la hastió hasta vaciarla. (culturacolectiva.com)

El inaudito fenómeno del “aburrimiento” está presente en las parejas de la incivilización occidental porque allí la gente desconoce lo que es el verdadero amor, el cual es entrega, desprendimiento, incondicionalidad, ensimismamiento en el amado y paciencia en la adversidad. Se trata de valores que se perdieron en occidente desde hace medio siglo a esta parte, y que no han hecho más que deteriorarse hasta quedar extintos. Como resultado ahora las mujeres y los hombres se aburren y no saben ni lo que quieren en la vida, pues la venda del marxismo cultural les aprieta los ojos y no pueden ver. El marxismo cultural es un batiburrillo conformado por: apego a la superstición ateísta, hedonismo,  individualismo salvaje, egoísmo exacerbado, ausencia de visión luminosa y trascendente de la vida, ignorancia total acerca de por qué fuimos creados y depositados en la Torta Terrestre y relativismo moral, esto es, todo es bueno si ello implica un placer o un logro personal.

Las mujeres, al haberse olvidado de Dios, han catalizado el olvido de Dios con respecto a ellas, razón por la cual ahora están desamparadas al desquiciante albur de su libre albedrío subjetivista –elevado a la categoría de dios-, y andan como locas tratando de taponar/enmascarar el vacío existencial de lo que somos mediante nuevas emociones y experiencias cambiantes, lo cual implica dejar al hombre que realmente aman por otros hombres que las maltraten y las hagan sufrir, por muy bien dotados que estén tales hombres y por muy bien que se las follen.

matrix

COROLARIO: Estamos viviendo el fin de la matrix, cuyos signos más destacados vertebran la inhumanidad rampante y desbocada que ha abocado al ser humano a su autodestrucción total y definitiva por su alejamiento de las vivificantes luces de la verdad primera y última -la verdad eterna de lo que somos y ante la cual los hombres se quedan abismados y tratan de ofuscarla para no sentir el perturbador vértigo del infinito. Entre los velos obturadores de la verdad, es decir, entre los signos anunciadores del fin de los tiempos, está el hecho de que las mujeres ya no amen a los hombres que las aman, sino a los hombres que las maltratan, o sea, los que las tratan rastreramente. De esta forma la emoción del sufrimiento cobra realidad palpable, y con dicha palpabilidad se afianzan los anclajes de la identificación con el “yo” sufridor, quedando así velados indefinidamente los que de tal guisa procedan en sus vidas.

La única solución para paliar los estragos del dios “subjetivismo humano” es aferrarse a la Objetividad Divina codificada en la Sharía islámica, llevar una buena y feliz vida apacible en la seguridad y la paz que brindan las nobles virtudes del amor, de la paciencia, de la generosidad, de la humildad, del no darse importancia, etc, de modo que al abismo del “aburrimiento” no nos perturbe y podamos adaptarnos a las luces imperecederas que al fondo se vislumbran, hasta quedar indiferenciados de ellas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s