No busques nada fuera de ti.

No busques nada

Fuera de ti mismo;

Tú ya eras uno con Wakan Tanka –el Gran Espíritu,

Desde antes incluso

De pasar a ser en la existencia.

-Nube Que Pasa (Mujer medicina de la nación Lakota)

COMENTARIO:

Buscar algo fuera de uno mismo es imposible, pues la fractura entre “yo” y lo “otro” es solo aparente –no real, irreal. Los que conocen esto a nivel del corazón saben que el sol cuando amanece, la luna llena cuando aparece en su serena redondez, los vientos acariciadores, las cristalinas aguas, los perturbadores demonios de nuestros enemigos, las bondades de los amigos, los cantarines ruiseñores, las florestas… todo eso no está allí, sino aquí, indiferenciado de mí.

En el espejo límpido de la consciencia, libre de los caprichosos vientos del apego, del tomar y dejar mundano, todo refulge por lo que es –Luz incontaminada-, y no por las sombras que proyecta.

Los que no saben esto se limitan a perpetuarse en una fatídica trama urdida por la ignorancia, quedando abocados al macabro juego de los velos, de las máscaras, de las mascarillas y de los bozales superpuestos, en una espiral destructora que acabará como acaban todas las cosas: en la muerte y en la reasunción de la verdadera naturaleza del mundo fenoménico, tras el agotamiento de la mecha de las identificaciones fantasmagóricas.

El buscador es lo buscado, esto es, el buscador mismo es otro reflejo más, sin entidad ni base ni raíz propia. Mueran y sean felices.

mujer medi1

Mujeres medicina – Mujeres sagradas

El mundo está huérfano de mujeres medicina, de mujeres enraizadas en su feminidad sagrada, y por eso pasan las cosas que pasan, y por eso la gente está profundamente enferma, profundamente enfermas del espíritu, cuya perturbación se exterioriza en todo tipo de males psíquicos y físicos, razón por la cual ahora está de moda ir con un insalubre pañal obturador de las vías respiratorias. La idea del deep state es que la gente muera inadvertidamente, tratando de no morir, pues el sobrante humano debe ser eliminado para dar nacimiento a la nueva era transhumanista, donde el trabajo será 100% robotizado.

Antes, cuando los hombres eran hombres, las mujeres medicina se encargaban de velar por la salud y el bienestar de la comunidad mediante su acción reequilibradora de unas fuerzas sutiles solo accesibles a estas mujeres especiales, intermediarias entre los hombres y el Gran Espíritu. Todas las mujeres, por el mero hecho de serlo, son mujeres medicina en potencia, con tal de que aprendan a reconectar con su realidad matricial/espacial sagrada, y sean Uno con Layla –la mujer primigenia. La mujer es el espacio, abierto, insondable e infinito, y por eso es sanadora, reequilibradora y arrulladora de bendiciones.

Pedimos al Gran Espíritu que sane a sus hijas, para que así ellas puedan sanarnos a todos nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s