El diálogo interreligioso no sirve para nada

Tanto Guenon como Schuon eran musulmanes, y fue la mejor decisión de sus vidas adherirse a la última vía revelada, pues las vías chamánicas solo llevan a la “emoción” y a la consiguiente perpetuación del “yo” en sus distintos revestimientos densos y sutiles, mientras que el Islam es la verdad actualizada tras la degradación de lo previo y nos conduce a la verdad, esto es, a la unidad. ¡Allahu Akbar! Para más información: “sistema profético versus sistema chamánico”.

Nos resulta irrelevante si autores como Guenon y Schuon eran masones o no, lo que valoramos y alegra es el hecho que de que hicieran la shahada, dando con ello testimonio de que no hay más trascendencia que en Allah y que Muhammad es el sello de los profetas, el último profeta. Es decir, resaltamos su aceptación del Islam como revelación final y forma de vida acorde a estos tiempos depravados, los tiempos finales, así como su aceptación de que la verdad es una y única, a la cual se accede por la sujeción a la sharía islámica, sin la cual no puede haber haqiqa (verdad), esto es, que sin sharía no se realiza el tawhid (la unidad de Allah) a nivel del corazón, porque la sharía es el método (guía moral más prácticas rituales) desenraizador de los impostados egos. Si eran masones no nos importa, y si sus obras tienen elementos masónicos o chamánicos, con no leerlos basta; por eso será que nadie en las mezquitas no sufís lee a estos autores.

En cuanto al recurrente simbolismo de la rueda y los radios hacia la verdad de Dios, el problema es que los radios están ya carcomidos y el que medio se sostiene en pie, a duras penas, es el radio del Islam, a pesar de la infiltración chamánica (sufismo no islámico, también hay sufismo islámico) y la infiltración judía (wahabismo), pues era necesario crear un corpus doctrinal para los mercenarios terroristas de la CIA-MOSSAD y crear una masa de musulmanes amigos (o no enemigos) de Israel.

En definitiva, y para apuntalar la idea motriz de que el diálogo interreligioso no sirve para nada, lo que no es Islam es chamanismo (o sea, desviación) en función de si nos lleva al tawhid o solo se limita a proporcionarnos experiencias excitantes, misticismos o fascinantes viajes psicodélicos inducidos por la ayahuasca y poderosos mantras; todo lo cual de islámico, o sea, de verdadero, no tiene nada. Una vez que descendió la revelación final codificada en el Corán y en el Hadiz (dichos proféticos) no hay necesidad de seguir otros caminos, pues el Creador es el que mejor conoce a su criatura, y conoce lo que necesita acordemente a los tiempos. La probabilidad de perderse, hoy en día, siguiendo una vía chamánica son enormes, así que nosotros recomendamos a todo el mundo hacerse musulmán y llevar una vida decente en la que no tengan cabida las anomalías propias del degenerado occidente, hacer mucho salah, dhikr, ayuno, dar sadaqa, practicar la humildad y el desprendimiento, etc, y prepararse para los estragos que están por venir, los demoledores estragos del fin de los tiempos. El hecho de que vayan a vacunar (es decir, enfermar y asesinar) por decreto ley a todo el mundo es solo el inicio de lo que se avecina: hambruna, fin del dinero cash, asignación de un monedero virtual de supervivencia a cada ciudadano a cambio de sumisión y confinamiento indefinido, guerra nuclear, apagón tecnológico mundial, ataques zombi de los desesperados, etc.

aya locura1

Los retiros de ayahuasca están de moda. Les dan un cubo para las vomitaduras inducidas por ese brebaje demoniaco.

Los retiros de ayahuasca es la penúltima moda entre la patética y sumamente degenerada juventud occidental, los cuales están tan perdidos y devastados física, mental y espiritualmente, que se creen que haciendo un retiro de ayahuasca y metiéndose en el cuerpo dicha sustancia podrán viajar hacia su sí mismo eterno y trascender las psicopatías que los acechan a diario. Empero, lo único que van a conseguir es colocarse, evadirse y excitarse temporalmente, aparte de follar desinhibidamente. Cuando vuelvan a sus casas volverán a lo mismo, a vivir sometidos al dios subjetivismo del “yo” impostado, cuando lo que hay que hacer es edificar los resortes de una vida sana y  trascendente en torno a la Objetividad Divina codificada en el Islam, el update final de la Vía Revelada.

Los debates interreligiosos son estériles y contraproducentes. Los no musulmanes no aceptarán jamás que la actualización final de la Vía Revelada es el Islam, que descendió para enderezar y descontaminar lo que se torció de las precedentes revelaciones debido al mal hacer de los hombres. El ejemplo más significativo de esto reside en el mensaje del profeta Jesús (Issa), el hijo de María, al cual con el correr de los años se le otorgó una condición divina, introduciéndose así la idolatría entre la comunidad de sus seguidores, originariamente unitarios, no trinitarios. El islam viene a devolver a los hombres el sentido primigenio de la Unicidad Sagrada del Creador de todos los Dominios, el cual es uno y único, siendo todo lo demás “creación”, y como tal está sellada con el sello de la descomposición y de la muerte. Desde Adán hasta Muhammad los profetas (Nabi) fueron enviados como alumbradores de la verdad de la Unicidad de Allah, así como portadores de la Ley (en el caso de los Nabi-Rasul), es decir, de la guía moral a modo de libro de instrucciones para conducirse exitosamente en la vida y no quedar destruidos espiritualmente, con vistas a nuestro asentamiento definitivo en la Otra Vida.

Los adeptos al chamanismo no aceptarán esto, ni nosotros aceptaremos lo suyo, así que mejor que cada cual siga su camino. El diálogo interreligioso no sirve para nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s