El mito de la caverna

A Rabi’ah una vez le preguntaron:
– ¿De dónde vienes?
– Del otro mundo-, contestó.
– ¿Y adónde te diriges?
– Hacia el otro mundo.
– ¿Entonces, qué estás haciendo en este mundo?
– Tan solo estoy soñando.

COMENTARIO:

Hay dos mundos; el mundo de lo que creemos ser y el mundo de lo que es cuando lo que creemos ser se desvanece en la irrealidad de su propia nada.

El mundo de lo que creemos ser es el del observador que observa el mundo desde la perspectiva distorsionada y limitada de su “personaje”, y el otro mundo es el mundo de Rabi’ah, el mundo del observador que observa el mundo desde el foco alumbrador que todo lo ilumina, en el cual el único observador es Él, y en el cual se despliegan las tramas de nuestras contingentes, limitantes y pobres vidas. Ese otro mundo es un mundo maravilloso de resplandecientes luces reflejadas que refulgen, inobstruidas, sobre el espejo límpido de la consciencia despierta, que no refleja las sombras de lo condicionado, sino la luz que las proyecta.

El mito de la caverna – Las víctimas de la ilusión del “yo” observador.

Es parecido, similar, semejante, semejable, asimilable, etc, al mito de la caverna de Platón. Por desgracia ya nadie sabe quien fue Platón ni sabe nada de su caverna. Al hombre moderno le importa una mierda la metafísica –de hecho asocia “metafísica” a espiritismo hollywoodense- y cuando se le menciona a Platón lo que le viene a la mente es alguna estrella del cine o influencer de moda del internet, razón por la cual ahora todos llevan un trapo en la cara a la espera de que las vacunas asesinas los asesinen. Se trata de una abominación, pero ¿a quién le importa? Ya están muriendo niños por el uso del bozal, ¿a quién le importa?, ¿le importa a sus putos padres que sus hijos estén siendo torturados y llevados al matadero, inadvertidamente? ¿Acaso importa ya algo a estas alturas del desvarío y desparrame del ser humano? Todas estas cosas pasan porque la gente se ha olvidado de ese otro mundo, del cual vinimos y hacia el cual tendemos.

¡Allahu Akbar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s