La ola de gozo de los espíritus libres (2).

Cuando, en el bosque, admira los árboles que se arquean debido a la carga de sus hojas y frutos y su corazón se hincha ante el gorjear de las bandadas de aves ocultas en el espeso follaje, su asiento, noche y día, sólo un pequeño trozo de tierra al pie de un árbol, el sabio, cuya ignorancia ha sido abolida por la iniciación de su maestro, está libre de la ilusión de las apariencias. -Adi Shankara

COMENTARIO:

Cuando, en el bosque, al sabio le embarga la tristeza y las lágrimas pugnan por asomarse al abismo de sus límpidos ojos, porque ya nadie aprecia la solitaria belleza de los follajes y de las florestas, que tan preñadas de vida, a pesar de todo, se muestran; un hombre sabio tal, imbuido por la emoción del momento en la eternidad del instante y bendecido por la bendición de los maestros del linaje de los hombres de Dios, se sienta en un pedacito de tierra a la sombra de un árbol y comprende que estamos viviendo el fin de los tiempos sobre esta hermosa Tortilla Terráquea (aquí somos terraplanistas), y así permanece sereno, en perfecta paz y calma, trascendiendo la noción de “yo” y lo “otro” y permaneciendo radiante, en la radiante irradiación de su verdadero ser, que reside en la eternidad de lo no-nacido y lo no-muerto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s