Cobi-19, una odisea hacia el exterminio

Entre tú y yo. ¿Qué es lo que hay entre ambos? ¿Qué es lo que hay entre el observador y lo observado? ¿Qué es lo que hay entre el sujeto y el objeto? ¿Qué es lo que hay entre el amante y el amado? Se trata de preguntas acuciantes que ya a nadie interesan, pues el ganado humano se conforma con vivir por vivir, es decir, con vivir para no morir, para comer, para follar, para viajar y para dormir. A tal grado de depravación se ha llegado como fruto de décadas de adoctrinamiento en el marxismo cultural: ateísmo, relativismo moral, liberación sexual, ideología de género, feminismo, materialismo, ausencia de Dios, negación de la trascendencia en la vida post-mortem y hedonismo.

En el observador, en lo observado y entre el observador y lo observado no hay nada -solo vacío, solo espacio-, porque el observador mismo es lo observado. Es decir, todos somos Uno, más allá de la multiplicidad de las apariencias; una unidad existencial a cuya convicción solo se llega tras asesinar al “yo” observador que se cree que aquí estoy “yo” y allí está lo “otro”, cuando en realidad dicha fractura es solo ficticia –ilusoria, pues no reside en ninguna parte. Traten de indagar acerca de la ubicación del “yo” profundizando hasta sus constituyentes finales y verán que no está constituido por nada. Es una investigación muy fructífera que solo puede llevar a la autodestrucción si no es realizada acordemente a las instrucciones de los verdaderos hombres, los hombres de Dios, pues lo normal es que si los ateos concluyen que todo es vacío entonces se dediquen a hacer lo que les dé la gana (follar y viajar, sobre todo), sin miramientos morales, quedando así destruidos y siendo objeto del desprecio de los linajes de la sabiduría eterna. Al respecto solo diremos esto, pues no somos influencers: lo que queda cuando no queda nada son las cualidades de la consciencia despierta, a saber, el amor no condicionado, la generosidad, la sinceridad, la humildad, el no darse importancia y un total desapego al mundo y a cuanto contiene.

La no-dualidad de la existencia se asemeja a la no-dualidad entre el amante y el amado, ambos cuales viven en la dicha perpetua de vivir el uno en el otro, y el otro en el uno, sin separación ni distancia, a pesar de los avatares de las circunstancias propias de sus vidas condicionadas y separadas –tan solo en apariencia.

Estas cosas no se entienden porque estamos viviendo el fin de los tiempos, y el ser humano está huérfano de verdad, de luz y de verdadera vida. El suicidio, en la mayoría de los casos, será la única medicina para paliar los estragos que están por venir: vacunación obligatoria por decreto ley con las vacunas asesinas de ARNm, hambrunas, colapso económico global, ataques zombi de los desesperados, guerra nuclear, llamaradas solares gigantes, apagón total tecnológico previo al reseteo y esclavización de los supervivientes, aproximadamente 500 millones de personas-zombi, cuyas vidas serán una soberana mierda. Ver agenda 2030 de la ONU para más información.

transhumanismo-es-el-futuro

El transhumanismo es el futuro

Se viene la era transhumanista como colofón de una agenda de larga data para deshumanizar la creación del Creador, adulterarla y finalmente hacer desaparecer el componente biológico de la vida para dar nacimiento a la nueva matrix existencial: un conglomerado de chips, redes, interconexiones, frecuencias y proyecciones digitalizadas dirigidas desde la “nube” –una IA cuántica; una matrix nueva donde el trabajo será robotizado al 90% y el dinero no existirá, sino unos puntos-créditos de buena ciudadanía para incentivar a los ciborgs-esclavos, los cuales vivirán para satisfacer las necesidades mundanas de los elegidos y para vivir la vida virtual online que la IA les dicte. Esto quiere decir que hay que derribar el actual sistema superpoblado e insostenible para dar nacimiento al nuevo mundo, infrapoblado y felizmente sostenible. Al deep state le sobran 7 mil millones de criaturas humanas, más o menos. De eso va la película “Cobi-19, una odisea hacia el exterminio”.

Decadencia y autodestrucción

¿Por qué España es el único país del mundo donde el bozal es obligatorio siempre? La acometida cobidiana decimonónica de la bestia está siendo desigual, esto es, que no está siendo igual en todos los países. ¿A qué se debe esto? Se debe a una cosa que los budistas denominan karma, el cual reviste una doble vertiente, individual y colectiva. En España la acometida de la bestia está siendo brutal, de modo que podemos decir que actualmente es el peor país del mundo para vivir. Aquí, en esta mierda de país, es obligatorio el uso del bozal en toda circunstancia, incluso para dar un paseo solitario por el campo; si no cumplen, la policía les multa y/o detiene, y la propia gente les insulta y les tira piedras y escupitajos, lo cual es debido a la influencia del karma colectivo de España como país, pues la sociedad española es una sociedad ruin y depravada, sin rastro alguno de moralidad y visión trascendente de la existencia; una sociedad destruida hasta sus cimiento y donde sentirse español es motivo de vergüenza y de escarnio por parte de los demócratas, de los gays y de las feministas. España es un país despreciable, desde que murió Franco, por lo que ahora el karma (la ley de causa-efecto) se ha manifestado y la gente está indefensa frente a las acometidas de la bestia, la cual ahora les obliga a usar el bozal  y próximamente les obligará a vacunarse con las salvíficas vacunas asesinas de ARNm, para que mueran silentemente. De esta forma España quedará despoblada y podrá ser convertida en un paraíso terrenal para el pueblo elegido.

Un comentario sobre “Cobi-19, una odisea hacia el exterminio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s