Quiero que seas juguetona y me hagas sentir eso, cariño. (Inteligencia sexual)

Méceme, cariño,
Méceme como tú solo sabes hacerlo.
Méceme toda la noche.
Quiero que me retuerzas como si mi espalda
No tuviera huesos;
Quiero que me retuerzas
Como tú solo sabes hacerlo.

¡Yeeeaaahhh!

Vamos cariño.
Méceme y hazme rodar toda la noche,
Hazme rodar como las ruedas de un coche.

¡Yeeeaaahhh!

Quiero que me enrolles y que me desenrolles,
Quiero que me hagas sentir eso
Como solo tú sabes hacerlo.

Vamos cariño, sacúdeme toda la noche,
Pero sacúdeme despacio
Como solo tú sabes hacerlo.

¡Yeeeaaahhh!

Quiero que lo hagas, cariño,
Quiero que hagas eso
Hasta que tú no puedas más
Y yo no pueda más.

¡Yeeeaaahhh!

-Un blues de Johnny Winter (adaptado al español por despojosdeoccidente)

COMENTARIO:

Se trata de una coplilla interesante que versa acerca de follar desconfinadamente toda la noche. Cuando habla de “sacudir” entendemos que está haciendo alusión a una felación y al placer que de ello se deriva, o se desprende. El sexo, como toda actividad en la que los hombres de Dios se involucran, es una actividad sagrada, es decir, un vínculo vinculante que nos vincula con lo que es sagrado, a saber: la realidad Una y Única, trascendente y eterna que subyace al velo de lo creado, la cual es la única meta y fin de la vida, y lo único digno de ser alcanzado por parte de los verdaderos hombres, es decir, los musulmanes –los que se han sometido a la realidad de lo que es tras el aparataje de las apariencias que los egos proyectan.

Empero, o pero, como todo en la vida, el sexo tiene reglas, cuyo incumplimiento supura en trauma y psicopatía; y las reglas del sexo es follar islámicamente, esto es, con la esposa de uno, o el marido de una. Dentro de ese ámbito protegido es muy bueno la coyunda alocada, y pasar toda la noche practicando el arte de ser uno a partir de la dualidad del tú y del yo, lo cual externamente se plasma en que el hombre penetra a la mujer hasta la extinción del orgasmo, a ser posible múltiple. Follar es una arte sagrado porque nos conecta con la fuente sagrada, que es Una, y de la cual el velo de la multiplicidad se proyecta a modo de película, la cual es creída solo por los gilipollas.

sorpre1

Mujer sorprendida de que pueda existir otra realidad más allá de este mundo material (o fenoménico). Creyente en la superstición de la evolución del mono por azar, y éste de una ameba, por azar tambien, y ésta de unos átomos azarosos que surgiron porque sí, pues así lo proclama la religión ateista y cientificista. Empero, la realidad de las cosas es otra.

Más allá de los límites que marca la sharía islámica el sexo es una abominación que se convierte en una actividad improductiva y enfermizante que desemboca necesariamente en pastillas para poder tolerar la falta de un sentido trascendente de la vida, drogas, porno para distraerse, mascarillas para morir tratando de no morir, vicios, enajenación mental, viajes para evadirse y no ser conscientes del sinsentido de vivir por vivir, esto es, para mantenerse vivo a toda costa, aunque esa costa implique morir obedeciendo al gobierno terrorista, y suicidio.

Para saber más acerca de cómo conducirse en la vida para eludir ser auto-destruido y auto-destrozado leer el Corán, traducido y comentado por sondas.blog

Un comentario sobre “Quiero que seas juguetona y me hagas sentir eso, cariño. (Inteligencia sexual)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s