Jamás te apartes de mi lado.

Envuélveme completamente,
Al igual que una enredadera
Envuelve a un árbol.

Que solo seas Tú el que me ame,
Y nadie más.
Que jamás te apartes
De mi lado.

Con mi mente anhelante, te atraigo,
Al igual que un pajarillo que vate sus alas
Para volar alto.

Que solo seas Tú el que me ame,
Y nadie más.
Que jamás te apartes
De mi lado.

Alrededor Tuyo giro,
Al igual que gira el sol
Alrededor de todos los cielos
Y de todas las tierras.

Que solo seas Tú el que me ame,
Y nadie más.
Que jamás te apartes
De mi lado.

(Atharva Veda)

Adaptado al español por Uzman García para despojosdeoccidente

COMENTARIO:

De este canto al amor de la tradición védica destacamos dos cosas.

UNO: los sabios del mundo antiguo, los sabios vedantines, los mejores hombres de todas las generaciones (solo superados por las tres primeras generaciones de musulmanes), los más virtuosos, los más nobles y los más sabios, sabían que la Tierra es plana y que el sol amorosamente la circunvala. Luego llegó la NASA con sus recreaciones artísticas para confundir al ganado humano y desposeer a los hombres de su cetro central en la creación como centro y custodio de los planos existenciales. De esta forma, como solo hay azar y un universo inmenso en el cual la tierra y el hombres son una insignificancia, con la misma irrelevancia que tienen las cucarachas, la vida no tiene más sentido que aprovecharla mediante los disfrutes mundanos descorsetados, antes de que sea demasiado tarde y una megatormenta solar, algún rayo cósmico extraño, algún meteorito, el clima o un virus mutante dé al traste con todo.

marte1 ¿Hasta cuándo vamos a seguir tolerando las alucinaciones de la NASA?

DOS: el amor, como expresa este canto sagrado de los vedas, no es una emoción apegosa, es decir, pegajosa, sino aquello que mora en la sacralidad intima del corazón del ser humano, en torno a lo cual todo gira, incluidos los afirmacionistas víricos, los cuales están tan cagados de miedo que morirán tratando de no morir, lo cual quiere decir que son unos gilipollas, ya que el virus COBI no existe como tal, sino como una agenda satánica para despoblar al planeta a base de vacunas asesinas, bozales, depresión, suicidios, hambrunas y mala praxis médica.

Es necesario hacerlo para dar comienzo a la nueva era transhumanista, donde el trabajo será robotizado al 99%; lo cual significa que al sistema le sobran 7 mil millones de personas, más o menos.

Los que no se vacunen serán llevados a Arcas de Noé seguras, es decir, a los campos de exterminio. Y los que se vacunen, los “inmunes”, podrán reanudar la vida de antes, la vida de vivir para el trabajo y los disfrutes, hasta cierto punto, pues irán cayendo paulatinamente e inadvertidamente en las sucesivas oleadas víricas, las cuales requerirán de nuevas vacunas asesinas optimizadas para matar sin dejar rastro.

El que pueda que se agencie una escalera, o un viaje espacial, a Marte, porque la Tierra va a ser invivible. Ya lo está siendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s