Un poema acerca de la sabiduría que discierne lo interno de lo externo.

La obra del maestro es invaluable,

Pues escapa a toda medida.

Sin embargo, los monjes mueven sus lenguas

Para explicar el “camino” y no paran de balbucear

Acerca de la Verdad.

Yo, un viejo monje, jamás me he interesado

Por la falsa piedad,

Y mi nariz se arruga ante el denso olor a incienso

De los budas.

Ikkyu (1394-1481). Adaptado al español por despojosdeoccidente.

COMENTARIO:

Este poema del maestro nos está queriendo decir que si nos dejamos guiar por las apariencias estamos perdidos, pues la apariencia es una impostura, es decir, algo impostado sobre la verdad a modo de velo, siendo la verdad lo que subyace a todas las cosas y las sostiene, esto es, que las hace ser en la aparatosidad de su aparatosa apariencia.

Los que saben esto moran desconfinados, incluso dentro de una tinaja; lo que no saben esto moran constreñidos en la creencia de la película que los egos proyectan, razón por la cual morirán como cerdos, gimientes y dolientes, con el bozal puesto, vacunados con las vacunas asesinas, sedados y, posiblemente, intubados, y todo ello para tratar de no morir, o sea, para mantenerse vivos a toda costa, aunque esa costa implique morir obedeciendo al gobierno terrorista marciano (del planeta Marte).

Los terroristas están desatados, alentados por el aliento fétido de la bestia de las eras. Los terroristas le dicen a la gente que sean responsables para evitar los contagios y la propagación del inexistente virus COBI-19. Los terroristas le dicen a la gente que está muriendo (*) la gente por nuestra irresponsabilidad inducida por nuestras ganas de vivir sana y humanamente o insana e inhumanamente (fiestas, futbol, clubs, etc). Los terroristas le dicen a la gente que tengan esperanza en la vacuna asesina que ya está al caer, y que mientras tanto se queden en casa el máximo tiempo posible y que solo salgan a la calle con un motivo justificado (los que se publiquen en el A.O.E.T.I.). Los terroristas le dicen a la gente que es mejor y preferible morir de hambre o de suicidio antes que morir del virus COBI, el cual es muy malo. Los terroristas dicen que nos esperan meses muy duros. Los terroristas del gobierno (marciano, de Marte) dicen todas esas cosas, y la gente, como es tan gilipollas y siente ansias por vivir como sea, pues así esperan reanudar los disfrutes cuanto antes, se lo creen. La gente se cree lo que dice la TV.

Nosotros no tenemos ese problema porque no vemos la TV, sino que nos dedicamos a escuchar lo que los sabios del mundo antiguo tienen que decir; y los sabios ancestrales dicen que cuando medra la ignorancia deviene la decadencia y la autodestrucción de los pueblos, que es lo que actualmente está pasando a una escala planetaria del planeta del plano terráqueo.

La agenda COBI-19 de exterminio está a pleno rendimiento. En 2021  empezarán las vacunaciones venenosas forzosas, y en 2022 el ganado humano empezará a caer como moscas, pues es necesario despoblar el planeta para hacer de él un lugar felizmente sostenible e incontaminado, para unos pocos.

Para más información leer la agenda 2030 de la ONU.

(*) NOTA IMPORTANTE: La gente está muriendo de lo mismo que moría en la era pre-pandémica. Lo que ocurre es que le hacen el fraudulento test PCR a todo el mundo que ingresa en un hospital, o que estornuda, de modo que los que mueren pasan a ser muertos por COBI, y los que no mueren pasan a ser “casos de COBI”. De esta forma se fabrica la falsa alarma sanitaria, cuyo objetivo es implementar la agenda 2030 de la ONU por un mundo no insostenible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s