Una indagación acerca del tener y del no tener, del lograr y del no lograr, del ser y del no ser.

No tengo casa,
En el asiento del no lugar,
Del no tiempo y del no espacio,
Resido.

No tengo amigos,
Los que comprenden las cosas perecederas
A la luz de las imperecederas cosas,
Son mis amigos.

No tengo enemigos,
Mi enemigo soy yo
Cuando el “yo” me vela
Y dejo de ser yo mismo.

No tengo doctrina,
La doctrina del amor, no como emoción,
Sino como expresión de la consciencia despierta,
Es mi doctrina.

No tengo espada,
La espada de la no discriminación
De las aparentes formas,
Pues todas son sutiles y delicadas,
Es mi espada.

No tengo lanza,
La lanza de la luz que discierne
Entre la impostura y la realidad evidente,
Es mi lanza.

No tengo escudo,
La no mente subyacente a mi mente confundida,
Es mi escudo.

No tengo vida,
De mi muerte
Hago mi vida.

No tengo muerte,
De mi no nacimiento
Hago mi muerte.

No tengo esperanza,
Del néctar del deleite,
Que la eternidad del instante supura,
Hago mi esperanza.

No tengo ambición,
Mi ambición brota espontánea
De la no ambición
Que sella todos mis pensamientos
Y todos mis actos.

No tengo principios morales,
En el frescor del amor que trasciende los pares de opuestos
Descansan mis valores.

No tengo folla-amiga,
Mi folla-amiga es el espacio abierto,
Cálidamente acogedor e infinito,
En el cual me solazo
De instante a instante.

No tengo salud,
El delicioso aroma de la enfermedad,
Cuando se comprende que la enfermedad
Es un camino hacia la cima de la visión de la Gran Luz,
En la cual la enfermedad se disuelve,
Es mi salud.

No tengo penas,
Mis penas son las penas
De los demás.

No tengo alegrías,
Mis alegrías son las realizaciones espirituales de los ancestros
Actualizadas en mí.

No tengo quebrantos,
Pues inquebrantable soy,
Y en los acantilados abismales
De la verdad primera y última
Me he establecido.

-Fátima Zahra para despojosdeoccidente

COMENTARIO:
La autora, Fátima Zahra, nos autoriza a hacer este comentario a su maravilloso canto. Esta copla es una reflexión introspectiva profunda que escapa al alcance de comprensión de los expertos del mundo moderno –los niñatos influencers, los cuales harían bien en no acercarse a la sabiduría de los sabios del mundo antiguo para no interpretar lo contrario de lo que hay que interpretar. Como los sabios del mundo moderno creen que está bien ganarse la vida dando cursos de coach emocional y de inteligencia emotiva, lo que ocurre es que sus insensatos seguidores no salen de su estado de perplejidad existencial, de modo que su deterioro emocional no se revierte, sino que se acentúa e incentiva irremisiblemente. Como consecuencia la gente, carentes de un anclaje en el que anclar su tránsito existencial de manera que la vida y la muerte tengan sentido, no salen del letargo del ensimismamiento yoístico, y no descubren que la única manera de ser lo que somos en la plenitud del ser verdadero de lo que realmente somos, es matar al “yo” y vivir como si ya estuviéramos muertos. Y así seremos lo que ya somos, una vez caído el velo de lo que no somos. Asomarse a esta deslumbrante verdad es sumamente deslumbrante, además de maravilloso.

El ser humano no posee nada, tan solo cree poseer. Y las vidas y las muertes que viven no son más que imposturas, es decir, impostaciones impostadas a modo de proyección peliculera sobre el tejido existencial del plano-pantalla de la consciencia eterna, que a modo de espejo todo lo refleja. Dicha consciencia es lo que somos íntimamente, y es espacio, luminosidad, eternidad y beatitud infinita.

Lo que hay que hacer, para no morir en estado de déficit y de carencia, con su corolario de morir de manera indigna, es remontar la creación hasta ser uno con el Uno que a la creación alumbra. De esta forma viviremos, moriremos y moraremos en la luz, trascenderemos causas y condiciones, y seremos felices, aun en medio de la iniquidad desplegada por el gobierno terrorista de España al servicio de la bestia de las eras.

Es importante atender estas enseñanzas y aplicarlas debidamente a la vida cotidiana, lo cual implica desoír a los sabios del mundo moderno, los auto-denominados expertos en felicidad mundana y en la consecución de los logros personales del personaje que creemos ser.

ella baila

Bailarina Sagrada.

Todo el mérito le corresponde a Ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s