La gente cree que gracias a la vacuna podremos volver a lo de antes.

El gobierno recula por miedo a que le rompan el culo.

María Azahar para despojosdeoccidente

El gobierno recula y no se decanta por la vacunación obligatoria por temor a que muchos, en sus casas, reciban a los sanitarios a balazos. A los sanitarios y a los agentes de los perros policías encomendados para dar la patada en la puerta de los negacionistas. Es un hecho incuestionable, o incontestable, es decir, que es una realidad diáfanamente clara y evidentemente evidente, además de radiante, que existen muchos negacionistas víricos, gente sensata con más de medio gramo de cordura, gente de bien, que son capaces de pensar por sí mismos, y saben que la trama covid es una trama para derribar el viejo mundo de burbujas insostenibles del bienestar para sustituirlo por un mundo sostenible, o sea, que se sostenga a ojos de la bestia de los siglos (o de las eras), esto es, un mundo sin viejos, sin pedigüeños, sin gente precaria, sin dependientes del estado para poder comer, sin asistencias sociales, sin desempleados, sin indigentes, sin homeless (sin “sin hogar”), sin pobres de solemnidad o de no solemnidad, sin enfermos crónicos que previamente el sistema se ha encargado de cronificar –comida basura, vida basura orientada en torno a la fiesta perpetua, contaminación, medicinas venenosas, vacunas, manipulación genética, liberación sexual, etc.

En definitiva, nosotros calculamos que habrá en España, que es una mierda de país de 40 millones de criaturas (un país “pig” –cerdo- usando la terminología de los globalistas), alrededor de 5 millones de negacionistas. Es algo de lo que estamos convencidos, pues la inteligencia no es que haya desaparecido, sino que está soterrada porque tiende a ocultarse ante el desvarío colectivo masivo que sufren los enajenados integrantes de la gran tropa del ganado humano patrio. Ese dato de “5 millones de negacionistas” nos lo hemos sacado de los mismísimos cojones, y no de ningún estudio científico.

Ahora bien. Entre esos 5 millones de gentes de bien y dignas de ser calificadas como seres humanos, ¿cuántas hay capaces de empuñar las armas en legítima defensa para defender su hogar, su familia, de los perros que vayan a sus casas con la patada en la puerta y la vacuna asesina?  Creemos que muchos.

Evidentemente, dichas muertes serían responsabilidad del gobierno terrorista de España, ya que es un legítimo derecho humano fundamental recurrir a la fuerza bruta para repeler a cualquiera que nos quiera ejercer algún daño, lo cual incluye repeler a balazos, a navajazos o a mordiscos a los indecentes sanitarios y a los perros policías que acudan a las casas de los ciudadanos para vacunarlos -eufemismo de envenenarlos. Que se vacunen ellos y sus putas madres.

vacu2

Los creyentes víricos están deseando que saquen ya la vacuna, pues anhelan volver a lo de antes. Son unos inconscientes que no son conscientes de la trama covid, una trama en la cual no tendrán cabida, porque al sistema le sobran 7 mil millones de personas, más o menos. En el nuevo mundo sostenible de la nueva normalidad los robots se ocuparán del 99% de los trabajos. El 1% restante será acaparado por las prostitutas y los operarios altamente especializados del sector servicios.

Así pues, esta es la buena noticia de hoy, que la vacuna no será obligatoria. Pero, o empero, o no obstante, la mala noticia es que la vacuna anticovid, que no es más que un arma genética para matar inadvertidamente al ganado humano y achacar dichas muertes a raras y novedosas mutaciones víricas, la mala noticia, decimos, es que la vacuna será obligatoria en la práctica, ya que la van a exigir para todo (se viene la cartilla “covid”): para viajar, para ir al supermercado, para ir al médico, para trabajar, para poder visitar a la familia, para poder escolarizar a los niños, para poder recibir un pedido de Amazon, para poder respirar, etc.

Así que disfruten lo que les queda de vida (que no es mucho) en la luz de la verdad desvelada de lo que somos tras el velo de las impostadas apariciones de las apariencias, es decir, gocen de Ella y en Ella, en Layla –la mujer primigenia, mientras haya posibilidad de hacerlo, pues el tiempo se agota y este mundo enfila ya las estribaciones finales de su autodestrucción total y definitiva.

Y después vendrá lo peor: la segunda muerte, o muerte del espíritu en las abismales simas de las fogaradas infernales. Eso para los nefarios. Para la gente de bien: jardines por donde fluyen los arroyos, los árboles exhalan sus aromas almizclados y las luces, incontenibles, se desbordan.

Es conveniente no desperdiciar el tiempo en tonterías y dejar de anhelar que vuelva lo de antes –la anormalidad prevírica de vivir para el trabajo y los meros disfrutes. Una vida tal es un sinsentido que solo nos puede conducir a morir deprimentemente sin saber quiénes somos ni porqué fuimos depositados sobre la Torta Terrestre. Los que incurren en la indignidad de creer que a la vida se viene a disfrutar lo que se pueda, mientras esperan el advenimiento de la salvífica vacuna asesina posibilitadora de la vuelta a lo de antes, enfilarán una pérfida muerte, mientras luchan por respirar un poco de aire fresco a través de la mascarilla. Por el contrario, o por contra, los que saben que el mundo es una proyección desplegada a modo de velo para jugar a desvelarlo, tendrán una muerte gloriosa, pues el que ha devenido uno con el Uno que todo lo alumbra no experimentará la agonía de los estertores finales de la separación del espíritu del cuerpo, sino que gozará del néctar de sabiduría destilado a lo largo de toda una vida de búsqueda del amor, de la verdad, de la belleza y de la justicia, en la serena comprensión que de Ella venimos, en Ella moramos y hacia Ella nos encaminamos.

Aprendan a morir, si quieren vivir. Y el resto, que se vacune, y que mueran.

franco t

LA II GUERRA MUNDIAL NO TERMINÓ.

SEGUIMOS LUCHANDO.

RENDIRSE NO ES UNA OPCIÓN.

2 comentarios sobre “La gente cree que gracias a la vacuna podremos volver a lo de antes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s