En el “internet de las cosas”, la cosa eres tú.

El internet de las cosas es un concepto que hace referencia a la superconectividad de todas las cosas gracias a las incipientes tecnologías 5G y 6G. El ancho de banda acelerado y amplificado permitirá la plasmación efectiva de controlar, vía internet, todas las cosas: el coche, el aire acondicionado, la nevera, las luces, nuestro apartamento de la playa, etc. En el futuro no muy lejano de la nueva normalidad vírica, tras haber liquidado la vacuna a 7 mil millones de personas, todas las cosas estarán conectadas e interconectadas al internet, y todas ellas podrán ser controladas telemáticamente sin necesidad de ir a las cosas, de tocarlas.

Esto es lo que los expertos dicen, excepto que la finalidad de la vacuna anticovid  es matar a la gente, eso lo decimos nosotros, pues al sistema le sobra mucha gente. Recuerden que los robots se encargarán del 99% de los trabajos, de modo que al sobrante humano hay que liquidarlo, como sea.

Empero, o pero, los expertos tampoco dicen que en el internet de las cosas, tú serás una cosa más, tú serás, en realidad, la cosa por excelencia. Es decir, en la nueva era transhumanista se exigirá a todo el que sobreviva a las vacunas asesinas y a la guerra nuclear (que también está en la agenda del deep state) que se conecte a la “nube” por medio de un implante de nanotecnología, mediante el cual el gobierno controlará a la gente, al igual que la gente controla a las cosas con el internet de las cosas, mediante cliks y APPS inteligentes, las cuales detectarán los malos funcionamientos de la gente-cosa, procediendo a su reparación o a su reemplazo, esto es, a su asesinato para ser sustituida por una unidad nueva perfectamente sincronizada según los parámetros de la nueva realidad-matrix.

Ese es el mundo feliz que ya se barrunta tras la cortina de la agenda covid. Un mundo diezmado de 500 millones de ciborgs-esclavos, obedientes, conectados a la “nube”, que vivirán una vida online apasionante desde la seguridad de los cubículos de sus casas, pues el virus no se irá nunca –irán apareciendo nuevas y extrañas mutaciones, a cada cual más aterradora. Así, por el bien y la seguridad de todos, es como el deep state está pergeñando la nueva era transhumanista, la edad más atroz y descorazonadora de cuantas edades alumbró el hombre.

La situación es ya irreversible, pues la bestia de las eras tiene ahora la tecnología para conseguirlo. Tiene la tecnología a su servicio y tiene al ser humano dormido en la indolencia del olvido de nuestra autentica naturaleza -luminosa y eterna-, gracias al medrar desconscienciado en los meros disfrutes y en las experimentaciones sexuales extravagantes. Mediante la malsana educación materialista-ateísta-hedonista, desde hace medio siglo a esta parte, el estado profundo ya logró cosificar a los hombres y reducirlos a meros animales recolectores de placeres e insustancialidades. Ahora la tecnología le permite a la bestia hacer del hombre una cosa de verdad, es decir, un conglomerado de carne y nanotecnología. Estamos ante el sueño del maligno hecho realidad: desconexión del ser humano de la Órbita Divina mediante el cultivo de todo aquello que lo degrada y aleja de las luces imperecederas, y conexión de los infrahumanos resultantes a la “nube” –una IA cuántica que los monitoreará y de la cual se descargarán los impulsos vitales de lo que deben hacer, sentir y pensar.

Vienen tiempos desoladores, los peores tiempos, los tiempos finales antes de la retirada del velo de las causas intermedias para el establecimiento de la Balanza de la Verdad Primera y Última. Volvemos, volvemos al origen.

Pero nada hay que temer. Cuando la tempestad arrecie y las turbulencias de la vida y de la muerte se vuelvan insoportables, escuchen, escuchen a Krishna. Tírenlo todo por la borda y escuchen al bendito Krishna, y descansen del tempestuoso sueño de la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s