Cuando la virtud decae, YO, me manifiesto, de era en era, para beneficio de todos los seres sintientes.

Cuando quiera y dondequiera que haya una declinación en la práctica religiosa (verdad, justicia, rectitud, nobleza, belleza, sinceridad, desapego, generosidad, bondad, etc), ¡oh, descendiente de Bharata!, y un aumento predominante de la irreligiosidad (deseo, ira, ignorancia, miedo, injusticia, hipocresía, egoísmo, mentira, libertinaje sexual, materialismo, ateísmo, maldad, etc), en ese entonces, Yo mismo desciendo.

Para redimir/vengar a los piadosos (la gente de bien) y aniquilar a los infieles/nefarios (la gente atada al subjetivismo humano), así como para restablecer los principios de la religión, Yo mismo aparezco, milenio tras milenio.

El Bhagavad-gītā tal como es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s