¡Que vengan las calamidades!

vipadaḥ santu tāḥ śaśvat
tatra tatra jagad-guro
bhavato darśanaṁ yat syād
apunar bhava-darśanam

Yo quiero que todas esas calamidades ocurran una y otra vez, de modo que podamos verte una y otra vez, pues verte a Ti significa que ya no veremos más los reiterados nacimientos y muertes.

Las enseñanzas de la reina Kunti (Śrīmad-Bhāgavatam 1.8.25)

COMENTARIO:

La reina Kunti glorifica al Señor Krishna en una alabanza preñada de sabiduría. Para los sabios, las calamidades son siempre muy bien recibidas, pues, como reza el adagio: “por las brechas del dolor las luces se asoman”.

Esto quiere decir que las calamidades, las enfermedades, los tormentos de la muerte, los tormentos de la vida, los dolores, los desasosiegos, los males, etc, no son más que manifestaciones fantasmagóricas y endemoniadas de una mente perturbada, confundida por los cegadores destellos de los sempiternos resplandores de la Verdad Primera y Última (Krishna), una luz de la verdad que se solidifica, coagulada por el perturbador, ofuscador, obturador y obnubilador efecto de la identificación egocéntrica del “yo soy – yo tengo – yo no soy – yo no tengo”.

Por eso la reina Kunti dice que experimentar las calamidades es verle a Él, y verle a Él es no ver ni experimentar las calamidades, aunque las calamidades se experimenten relativamente, es decir, relativamente al “yo” relativo a las ilusorias identificaciones egocéntricas que se erigen sobre la base de la errónea creencia en que las formas-sensaciones-emociones proyectadas son reales, cuando en realidad no son más que velos, sombras, que nos indican que al otro lado de las formas-sensaciones-emociones está la luz que las alumbra y las sostiene, y que es lo que somos en la sacralidad íntima del corazón. Estas cosas no se entienden porque estamos viviendo el fin de los tiempos y la degradación intelectual, moral, espiritual y física del ser humano es máxima. Por eso ahora van todos con el insalubre bozal puesto, como símbolo de la total claudicación del ser humano a la bestia de las eras, es decir, a todo aquello que degrada, humilla y destruye:

Relativismo moral, hedonismo, feminismo, democracia, igualdad, ateísmo, Netflix, redes sociales, sexo libre, futbol, LGBT, fiestas, viajes por placer, materialismo, vacunas, comida chatarra, etc.

Una vez sabido esto, a saber, lo que la reina Kunti ha descubierto, no hay nada más que saber, pues a la luz de la sabiduría de la reina Kunti las calamidades y contrariedades son todas bienvenidas, ya que el sabio que comprende esto no está en las cosas, sino en la luz que las alumbra.

En definitiva, esto quiere decir que la verdad es una, única y absoluta, trascendente, incontingente, eterna, imperecedera, luminosa… y el resto de realidades son sobreimpresiones impostadas sobre esa verdad eterna, a modo de velo, cuya finalidad es descorrerlo y que sea la luz la que brille, y no las sombras que la luz eterna proyecta sobre el espejo de la consciencia. Cuando se sabe esto, se sabe que la luz y las sombras son indisociables, y todo es una maravilla. Es decir, que la luz es la sombra, y la sombra es la luz. Es un buen “koan”.

Un método para realizar la sabiduría de la reina Kunti es ver sin ver, oír sin oír, tocar sin tocar, hablar sin hablar, oler sin oler, y pensar sin pensar. De esta forma, tras toda una vida de práctica y de cultivo del amor desapegado, uno deviene uno con el UNO, y en el espejo de la mente-consciencia refulgen las imperecederas luces, y no las cosas alumbradas por aquellas, las cuales no son más que luz, excepto para los ignorantes.

De esta forma, gracias a hollar la forma de la no-forma en las formas perecederas, los sabios no se inquietan ante nada, ni siquiera ante la matanza que la vacuna anticovid va a provocar a medio y largo plazo (a partir de 2022), pues es un objetivo prioritario del deep state despoblar el planeta para hacer de él un mundo sostenible, para unos pocos: 500 millones de esclavos-robots semihumanos más el pueblo elegido, elegido para vivir bien y sosteniblemente a costa del resto. (El resto son 7 mil millones de personas, el sobrante humano que hay que liquidar para que cuadre la agenda.)

El gobierno terrorista de España puede seguir con su deriva terrorista al servicio de la casta parasitaria terrorista (deep state). Va a ser divertido contemplar como todo se derrumba entre los agonizantes desasosiegos del estertor de muerte final de los enmascarillados –los creyentes víricos.

kunti1

LA REINA KUNTI

Un comentario sobre “¡Que vengan las calamidades!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s