No es el fin, sino el comienzo.

Si simplemente permaneces, descansando en la consciencia, viéndote a ti mismo como distinto del cuerpo/mente, entonces incluso ahora serás feliz, sereno y libre de ataduras. – Ashtavakra Gita.

COMENTARIO:

Si, simplemente, reposas libre de la artificialidad de la impostada impostura del impostado yo, proyectado sobre el espejo de la consciencia a modo de velo, y derruyes, o destruyes, los pilares sostenedores de dicho velo obnubilador cimentado sobre el caprichoso tomar y dejar mundano, y simplemente descansas en tu innata realidad sagrada, que es no nacida y no muerta, y que en el corazón mora como un sol resplandeciente, y si además de eso te esfuerzas en el cultivo de las nobles virtudes trascendentes (desapego, generosidad, sinceridad, humildad, etc) que ayudan a trascender la errónea idea de que “yo soy”, cuando en realidad la única realidad es la de Layla –la mujer primigenia, esto es, el foco alumbrador que todo lo alumbra, o ilumina; entonces estarás en condiciones óptimas para poder sobrellevar, lúcida y amorosamente, los demoledores estragos del fin de las eras –confinamientos, vacunas asesinas, sanas distancias, deshumanización por el bien común, vida online para evitar el contagio, cepas mutantes, enfermedades X, falsa invasión alien (dirán en la TV que han venido los marcianos a ayudarnos, o sea, a rematarnos, y la gente se lo creerá), pasaporte sanitario para ir al mercadona, desempleo masivo, hambre, canibalismo, guerra nuclear, persecución y exterminio de los hombres de Dios (aquellos que pretendan vivir como seres humanos).

Estamos abocados, manque le pese a los ateos, a una ruinosa realidad peliculera, que solo causará horror a aquellos que se crean dicha película, es decir, a aquellos que se crean su personaje en la trama existencial de este mundo efímero, tras el cual está el mundo imperecedero; lo cual quiere decir que nadie escapará a ser zombificado-vacunado y a morir indignamente, gruñendo horrorosamente y echando espumarajos de espanto por la boca, pues a estas alturas de la degradación espiritual, moral e intelectual del ser humano, ya no hay seres humanos apenas, sino covi-idiotas, maricones y demócratas.

La palabra “manque” no es un vulgarismo andaluz, sino un culturismo que ya aparecía en los primeros escritos de los antiguos antediluvianos; lo que pasa es que el diluvio borró de la memoria colectiva muchas cosas de aquel mundo previo a la primera extinción planetaria. La segunda extinción planetaria, que ya estamos viviendo, lo borrará absolutamente todo, y no dejará en pie, sobre la faz de Allah, nada de nada.

Así que, ¡ateos!, follen con otros ateos, diviértanse lo que puedan, vacúnense para poder hacer excitantes viajes a exóticos parajes, aprovechen el resto de vida que les queda para explayarse en los vanos placeres. Esto se acaba. Se acaba para todos, menos para nosotros, los hombres de Dios; para nosotros ahora es cuando todo comienza.

ella ventana

DEDICADO A ELLA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s