Un poema de muerte escrito a la luz de Su recuerdo.

Por fin me voy;

En el cielo despejado, una maravillosa luna llena…

Puro es mi corazón.

(Senseki – Adaptado al español por despojosdeoccidente)

COMENTARIO:

Tal y como se vive, se muere; tal y como se muere, se vive, es decir, se vuelve a la vida, pues el foco alumbrador de la consciencia jamás se apaga, esto es, que Ella siempre está ahí, amorosamente acogedora, alumbradora y abierta. Para los que anduvieron en las luces, luces resplandecientes de indecible belleza y refrescantes fuentes donde bellas doncellas beben y se refrescan; y para los que anduvieron errados, de sombra en sombra, simas abisales y densas oscuridades.

Por eso el maestro Senseki, al filo de la muerte, cuando el velo se vuelve tan sutil y evanescente, solo ve belleza –la belleza de un corazón puro, la belleza de Layla –la mujer primigenia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s