Antes de matarlos, los van a sodomizar.

Antes de exterminar al ganado humano sobrante, que no tiene cabida en la nueva era transhumanista de robots integrados en una red neuronal -IA cuántica-, los van a sodomizar, lo cual quiere decir que los van hisopocisar, o meterle por el culo un hisopo, con vistas a ver si tienen el covid.

Se trata de seguir traumatizando a los goyim a base del miedo a morir de una simple gripecilla, razón por la cual los medios terroristas de desinformación al servicio del gobierno terrorista de España, que a su vez sirve a la bestia (el deep state), solo saben amedrentar a los desdichados y aterrorizados televidentes con escandalosos datos de muertes, contagios, vacunas salvíficas cuya efectividad tiende a infinito y nos permitirán volver a lo de antes (al trabajo duro para costearse los vicios), nuevas cepas mutantes, nuevos test’s estrafalarios de detección vía anal, nuevos perturbadores síntomas de la enfermedad covid… esto es, que todo es covid y ya nadie muere de otra cosa que no sea covid. ¡Indecentes periodistas e indecente gobierno terrorista! ¡Indecentes médicos e indecente policía y jueces que permiten todo este mortal desvarío! A bajo precio estáis vendiendo vuestra consciencia, que cuando caiga el velo de este entramado existencial, desplegado a modo de prueba para probar a los veraces, arderá en el fuego de su propia abismal iniquidad.

La razón por la que ya no hay gripe -7 casos en España según los terroristas periodistas- no es porque ustedes se lavan las manos, usan el bozal y se apartan de sus semejantes; sino que la razón por la que ya no hay gripe es porque a la gripe ahora le llaman “covid”.

Ya hemos dicho que la agenda vírica va de implementar la agenda 2030 de la ONU por un mundo sostenible, sustentable, verde, incontaminado y no recalentado, para lo cual es necesario despoblar el planeta. ¿Cómo lo van a conseguir?

Lo van a conseguir apelando al subconsciente humano, es decir, a aquello no sujeto a la racionalidad, a las fuerzas motrices primarias soterradas que impulsan al ser humano hacia la mera supervivencia; es decir, que van a utilizar el miedo a la muerte para que la gente obedezca y muera, tratando de no morir –vacunas asesinas, suicidios por no poder vivir como un ser humano, enfermedades asociadas a la mala praxis médica (bozales, confinamientos, drogas/medicinas). A todo eso hay que sumarle la comida chatarra que los hombres comen desde hace medio siglo y la contaminación de las aguas, de las tierras y de los aires.

Como todos los años hay gripe, todos los años van a vacunar al ganado humano con las armas de destrucción masiva que son las vacunas de ARN-m de Freizer, de Moderna y de Astrazéneca. De esta forma el ganado humano se va diezmando, inadvertidamente, mientras nuevas extrañas cepas surgen para seguir justificando la vacunación, o sea, el genocidio.

soy

Soy leyenda (2007). Una extraña pandemia. Algo salió mal con las vacunas. El ser humano es borrado de la faz de la tierra. Hollywood maneja información precisa. Vean esta peli si quieren saber lo que va a pasar.

El resultado de todo este desbarajuste será un mundo feliz al estilo de Orwell 1984, un mundo de 500 millones de ciborgs esclavos transhumanizados, desconectados de la consciencia humana y conectados a la “nube” –la IA que dictará sus impulsos vitales. Estos ciborgs vivirán una vida 100% online, como culminación de la vida online parcial y los cierres de actividades callejeras no esenciales que ya estamos viendo a una escala planetaria. Estos engendros de seres humanos transhumanizados solo saldrán de sus cubículos y se desconectarán de la matrix neuronal que la IA vuelque en sus mentes, cuando caduque el tiempo de vida asignado a cada individuo por un algoritmo, para ser liquidados y reciclados.

Por supuesto, no habrá sexo, los bebés serán fabricados a la carta en los laboratorios de la casta parasitaria. Los bancos de espermas y óvulos, para tal fin, serán nutridos eventualmente, cuando haga falta, a partir de las muestras tomadas a los confinados, a los enchufados a la matrix, a los ciborgs.

Se acercan tiempos demoledores, y la gente sigue durmiendo, esperanzados con las vacunas asesinas y con que todo vuelva a la normalidad de antes del bicho, si es que los irresponsables negacionistas no dan al traste con todo e impiden la inmunización.

Empero, o pero, la vieja normalidad no va a volver, y mejor que a nadie se le ocurra traer un hijo al mundo en estos tiempos depravados, pues lo único que va a venir a partir de ahora es la abominación final desoladora.

El 2021 será peor que el 2020.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s