Los covidiotas no heredarán la tierra.

Los covidiotas no heredarán la tierra, ni heredarán nada en general que no sea el fruto de sus obras, y esas obras están propulsadas por la ignorancia encubridora de la sabiduría que comprende que si ya no hay gripe, es porque a la gripe ahora le llaman ”covid”. Lo que van a heredar los covidiotas no es la tierra, sino el matadero, pues es necesario exterminar al sobrante humano que no tiene cabida en la nueva era transhumanista de robots trabajadores y una IA que estará al mando de todo.

¿Mantener vivos a 7 mil millones de ociosos desocupados con una renta básica, o sea, un crédito de buena ciudadanía, a cambio de obediencia a Dios-Estado? No. Eso será para los 500 millones que sobrevivan a la agenda covid y a la mini-guerra nuclear –una agenda covidiana consistente básicamente en matar mediante las vacunas asesinas de ARNm a los creyentes víricos, los cuales serán vacunados todos los años, pues todos los años hay gripe, esto es, que todos los años habrá covid y variantes de covid, para que vayan muriendo inadvertidamente a medida que se van achacando dichas muertes a extrañas mutaciones del bicho y a enfermedades X asociadas al bicho, para las cuales ya están cocinando el remedio de novedosas vacunas asesinas, también de ARNm, o de algo peor todavía.

No se trata de curar al ganado humano, sino de matarlo, de forma que todos anhelen ser matados, en la loca idea de que así salvarán la vida y se podrá volver a lo de antes, a los disfrutes desconfinados y al trabajo duro para costearse los desconfinados disfrutes. Sin duda que los covidiotas se merecen el escarmiento que están sufriendo; y esto solo está comenzando.

146990489_312936280201405_3615075215690740910_o

A medida que van matando a la gente, los robots irán apareciendo en la escena covid, pues dichos artefactos inteligentes no enferman, no se quejan, de modo que todo el mundo verá ideal que trabajen ellos, mientras los covidiotas se dedican a otras cosas, básicamente a encerrarse en sus casas, ver Netflx, jugar a la play, masturbarse viendo porno y mantenerse vivo y satisfecho con la paguita del estado; una paguita que será un crédito digital asociado a la buena o mala ciudadanía de cada cual, es decir, a la obediencia de los sujetos. Con dicho crédito los confinados podrán optar a un lote diario de comida sintética y a un minutaje de internet para ser usado a discreción.

También se asignará a cada covidiota un temporizador existencial, que cuando expire activará una letal toxina que sintetizará el cuerpo gracias al ADN modificado por las vacunas, vía nanotenología.

De esta forma, o manera, irán muriendo todos esos covidiotas, todos esos miserables indigentes mentales, mientras se sienten felices con poder vivir, sin trabajar, una apasionante vida online de porno, Netflix y videojuegos. Por el bien común, la salud y la seguridad de todos, todo el mundo comprenderá que es la mejor solución para refrenar los contagios y vencer al virus.

El ganado humano va al matadero sin darse cuenta, feliz y seguro de que todo va encaminado a volver a lo de antes, cuanto antes, razón por la cual esos imbéciles no heredarán nada que no sea la ignominia de vivir como un zombi, destrucción y muerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s