TODO EL MUNDO EN POS DE LA BESTIA.

Recapitulando una vida (8) – Cuadernos estrambóticos, por Uzman García.

No hay nada que reflexionar,

No hay por qué hacer balance,

Ni hay necesidad de recapitular

Esta vida que se acaba;

La muerte, y sus avatares, son solo muerte,

Al igual que la vida, y sus avatares, son solo vida,

Esto es:

Apariciones espectrales que aparentan una cosa,

Siendo, en realidad, otra.

La muerte es la maravilla de lo que nunca fue

Regresando a su indiferenciado origen;

La vida es la maravilla de lo que es –luz,

A  través de la toma de consciencia de lo que no es

–Proyecciones, alucinaciones, imposturas, sombras.

COMENTARIO:

Se trata de un poema de muerte que hemos escrito para celebrar que pronto estaremos muertos, si Dios quiere. Un poema, canto o coplilla que, a nuestro entender, ha quedado bastante bonita, y cuyo significado queda perfectamente claro para todo el mundo excepto para los obnubilados con el vivir y con el morir, es decir, que casi nadie captará de lo que hablamos, pues la mayoría de la gente se conforma simplemente con mantenerse vivos y no prestan atención al conocimiento sagrado de los sabios ancestrales.

Además, los bozales, las vacunas para morir tratando de no morir, las distancias sanas, los pasaportes sanitarios, los confinamientos, etc, han supuesto una vuelta de tuerca definitiva, cuyo apretón ha terminado de asfixiar los últimos rescoldos de cordura que perdurar pudieran en la psique de los hombres.

covidiotas

Todo el mundo en pos de la bestia

El covid19 no es un virus, sino una agenda que está haciendo un gran trabajo de demolición controlada de lo que ya no se sostiene –burbujas del bienestar cada vez más exiguas, deuda financiera infinita, superpoblación y masificación de las masas cada vez más descontentas–, hacia el erguimiento de la nueva era transhumanista, despoblada, feliz y sostenible. Cuando el ganado humano quede bien estresado y traumatizado hasta el hartazgo, y le digan: “ahora entregad el alma y conectaos a la ‘nube’; nosotros os proveeremos de todo; no tendréis que preocuparos más por trabajar, ni por los virus, ni por el medio ambiente, ni por los meteoritos; ni será necesario que procreéis unos hijos que se volverían contra vosotros…”, cuando le digan esas cosas, todos aceptarán aliviados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s