Ven, hablemos de Ella.

Se alzó la inasible presencia

Y desquició mis contornos,

Que ahora vagan erráticos, ingrávidos,

En el océano sin orillas

De Sus beatíficos influjos.

Hablo de Layla –la mujer primigenia,

Aquella por la que todos los poetas suspiran,

Aquella que todos los enamorados anhelan,

Aquella que todos los sabios veneran,

Aquella que hace que los locos

Se desprendan de sus cabezas.

-despojosdeoccidente

COMENTARIO:

Hablar de Ella es fácil, y difícil al mismo tiempo, o a la misma vez. Esto se debe a que Suya es la cualidad exclusiva del Ser, de modo que es lo más evidente que hay, pues el resto de cosas son “no-ser”, esto es, inexistencias; pero está oculta detrás de un velo, inaccesible y cercana al mismo tiempo, lo cual provoca una excitación indecible y sublime en sus amantes fieles.

Penetrar Su sagrada intimidad, Su espacio sagrado, y preñarla de luces; ese es mi único fin, mi única meta.

DEDICADO A ELLA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s