La enfermedad es como un sueño.

Todos los fenómenos son como un sueño,

Así que el miedo y la preocupación,

Como un sueño son.

Todos los fenómenos son como emanaciones prodigiosas,

Así que el enfermo, la idea de estar enfermo

Y la enfermedad misma,

Son apariencias apareciendo

De forma prodigiosa.

Cuando piensas así y obtienes la certeza

De que así son las cosas,

Entonces la enfermedad surge y se libera

Por sí misma.

Dechen Rangdrol dijo esto extemporalmente y Ari Goldfield inmediatamente lo tradujo y lo reenvió desde la extensión infinita del espacio libre de idas y venidas. 1 de junio de 2005. Derechos de autor de la traducción (al inglés) 2012, Ari Goldfield.

COMENTARIO:

Hemos adaptado esta belleza de coplilla al español, desde el inglés, sin el pertinente permiso de Ari Goldfield ni de Dechen Rangdrol, sino que lo hemos hecho con el permiso del Dueño y Señor de Todos los Dominios, con la intención de que no sirva para nada y de que nadie se beneficie de nuestra temeraria temeridad de pretender plasmar en español aquello que es implasmable, pues carece de las características propias de los accidentes del tiempo, al cual todos estamos enganchados, en apariencia. Estamos viviendo el fin de los tiempos, por lo que la única preocupación de la gente es no morir, lo cual les incapacita para comprender la verdad eterna, morir plácidamente y fundirse amorosamente con Ella y en Ella.

La enfermedad, el enfermo y la idea que el enfermo se hace acerca de esa dupla, no son más que espejismos, apariciones fantasmagóricas apareciendo de forma prodigiosa y desapareciendo, también prodigiosamente, para regocijo de los hombres de Dios, aquellos para los que el sol de la verdad brilla siempre radiante y desvelado en el velo de sombras que proyecta, esto es, el mundo de las causas intermedias que sobre el platillo terrestre se manifiestan.

Esto quiere decir que para el hombre que ve con el ojo del corazón, todo brilla por lo que es –luz-, y no por lo que aparenta.

Como es lógico y normal, el degenerado hombre moderno no reconoce ni utiliza el ojo del corazón, sino que solo reconoce y utiliza el ojo de la aparente exterioridad externa de las cosas y el ojo del culo, por lo que hablar de estas sutilezas espirituales es inútil, más allá del placer que nos provoca escribir y comentar estas preciosas coplillas lanzadas al espacio infinito de la presencia atemporal que regenta los accidentes de la temporalidad manifiesta.

REFLEXIÓN:

Y ahora pasamos a comentar la actualidad de las cosas relativas a la paranoia vírica mundial, para completar así el escrito de hoy y poder dedicarnos a lo que realmente importa: alabar la grandeza del Hacedor Eterno, presente en todas las cosas, sin ser las cosas, mientras terminamos de morir. Insha-Allah.

Se viene la purga del 80% de la población mundial. Cuando empiecen a morir los vacunados a causa del veneno que les están inoculando, a medio y largo plazo, dirán que la pandemia ha mutado, se ha recrudecido, o que es otra pandemia nueva y más devastadora, por lo que hay que seguir confinando, arruinando a la pequeña y mediana empresa y vacunando a la gente con versiones mejoradas de las vacunas asesinas. Lo acaba de decir el andrógino Angela Merkel; acaba de decir que para Pascua la cosa se va a poner muy mala.

rusia 3

RUSIA TODAY – 23 MARZO 2021

Estamos avisando, y el que avisa no es traidor, sino que es un buen amigo. Guarden comida enlatada y agua en casa, porque lo que viene es gordo; se viene el reseteo del sistema como confluencia de varios factores que harán confluir, o coincidir: apagón tecnológico, interrupción de las vías de suministro de bienes básicos, colapso bancario, nueva pandemia para enclaustrar al ganado humano y, es posible, una mini-guerra nuclear, que será devastadora y breve.

Pero todavía mejor que proveerse de provisiones provisionales para capear provisionalmente el exterminio, es salir huyendo de las ciudades mientras aún hay tiempo de hacerlo, pues las ciudades son ratoneras, y establecerse en el desierto, en parajes deshabitados, en bosques profundísimos y espesísimos, en páramos de montaña alejados de la civilización… y vivir de forma autosustentable, muy lejos de los satánicos designios de la bestia de las eras y muy lejos de los demoledores estragos del cambio de paradigma que el agente covid está catalizando; desde el actual mundo insostenible de 8 mil millones de hombres-simios que quieren vivir como viven los acomodados que ven en la TV, hacia la nueva era transhumana de 500 millones de ciborgs-esclavos y sus amos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s