Ella lo es todo para mí.

Venimos girando y nos vamos girando,

Desde la nada, en la nada y hacia la nada,

Esparciendo polvo de estrellas;

Las estrellas formaron un círculo

Y en medio, nosotros, danzamos.

-Jalaluddin Rumi

COMENTARIO:

Hemos adaptado libremente al español esta joya de sabiduría del maestro Rumi, esta belleza de poema, este maravilloso canto al amor, a la verdad, a la muerte y a la verdadera vida, que tras la caída del velo se muestra.

Los hombres que ven con el ojo del corazón, y no ven ni con el ojo de la exterioridad externa ni con el ojo del culo, tienen un único propósito y finalidad en la vida y en la muerte, que es danzar; danzar ebrios de amor, danzar borrachos de locura, danzar extasiados por un perturbador frenesí que los arrebata de instante a instante, erráticos, enajenados, lunáticos, vagabundeando el espacio atemporal e infinito de la contemplación directa de los esplendores de su Amada –Layla, la mujer primigenia. En medio de un espectáculo de luces, autoemergentes, omniabarcadoras  y omnipenetrantes, ellos danzan y danzan –siempre están danzando.

Y eso es lo único que hacen con sus vidas y con sus muertes, incluso en medio de sus quehaceres cotidianos. Lo demás carece, para ellos, para nosotros y para los que como nosotros son, de importancia alguna.

Los que no ven con el ojo del corazón, sino que solo ven con el ojo de las aparatosas apariencias que parecen aparecer y desaparecer, se limitan a mantenerse vivos para tratar de experimentar los efímeros disfrutes del mundo a costa de perpetuarse en la ilusión momentánea del personaje que creen ser. Y esta es la razón por la que llevan un bozal y se van a vacunar con las vacunas asesinas de ARNm, por el bien común y la seguridad de todos.

Ya hemos dicho, y lo repetimos, que el modelo pre-vírico de las burbujas del bienestar -cada vez más deprimidas, y los burbujones del malestar -cada vez más exacerbados, está agotado, razón por la cual la agenda covid ha sido puesta en la escena existencial para que haga su trabajo: despoblar el planeta vía vacunas asesinas, reseteo económico mundial, fin del dinero cash, vida online, imposición de un pasaporte verde y una identificación digital universal vía nano-tecnología implantada en el ganado humano sobreviviente, conexión de los mismos a la “nube” -la IA que los monitoreará y que descargará en sus mentes los impulsos vitales de lo que deben hacer, sentir y pensar.

fiesta casa

Organizar fiestas caseras, con virus o sin virus, es un síntoma de que el corazón está enfermo.

Empero, o pero, la gente no se entera de nada, gracias a que desde que hay democracia el ser humano ha sido degradado en sus facultades intelectuales y morales, razón por la cual ya no hay hombres dispuestos a salir a la calle sin bozal y a no vacunarse, y no digamos ya mujeres. Tal es el estado de decrepitud de la condición humana del hombre pandémico que la gente sigue empeñada en simular que lo de antes sigue vigente, mediante la implementación de fiestas caseras de amigos no convivientes, violentando así las normas de la nueva normalidad del gobierno terrorista de España, y de casi todos los países. Luego pasa lo que pasa, que los vecinos se chivan y la policía perruna viene, rompe a patadas la puerta de la casa y se lleva detenidos a los fiesteros.

Organizar fiestas, con virus o sin virus, es un síntoma de que el corazón está enfermo e incapacitado para hollar las luces imperecederas que alumbran el velo de este perecedero mundo que ya declina. Lo que hay que hacer es organizar reuniones caseras, de convivientes o no convivientes, para estudiar los textos sagrados, los Vedas, el Corán, la Toráh, el Evangelio, etc, con vistas a que la falsedad no nos vele con respecto a la verdad del sentido de la vida y de la muerte, así como para organizar la resistencia, armada si es menester, frente a las acometidas finales de la bestia de las eras.

armas2

Estamos avisando, y el que avisa no es traidor, que deben prepararse, material y espiritualmente, para la abominación desoladora, esto es, para el desgajado final de los últimos restos de humanidad que perdurar pudieran en el ser humano. La legítima defensa es un derecho fundamental de toda criatura humana, y ejercerla empuñando las armas, si no hay más remedio, es de justicia.

DEDICADO A ELLA, CON AMOR.

Un comentario sobre “Ella lo es todo para mí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s