Nos han convencido de todo, incluso de que nos matemos.

IBM se asocia con Moderna para el reinicio de COVID.

Joseph Marcola para Marcola.com

Mejor agárrate a la gente, ya que el plan de la tecnocracia de digitalizarte a la cadena de bloques para que puedas ser manipulado y controlado mientras se implementa un activo digital, se está llevando a cabo –tal y como dijeron que lo harían.

Sin embargo, esta implementación de blockchain está centralizada, y este es el problema principal, ya que está bajo el control del gobierno.

Los pasaportes de salud están aquí

Desde los primeros días de la pandemia de COVID-19, quedó claro que se introducirían los “pasaportes de salud”, y en los últimos meses la realidad a la que nos enfrentamos se está volviendo cada vez más clara –los “pases de salud” voluntarios que se están introduciendo ahora son solo la punta del iceberg.

En poco tiempo, se convertirán en obligatorios, momento en el que las personas no vacunadas quedarán, de forma efectiva, excluidas de la sociedad. Esta es la pendiente resbaladiza sobre la que se crearán dos clases separadas de ciudadanos: aquellos con un estado de salud aprobado y verificado, y los “intocables”.

Estos pases, una vez que se hayan vuelto obligatorios, a todos aquellos que no estén vacunados, no solo se les restringirá su capacidad para moverse y participar en actividades sociales, sino que también se enfrentarán a sanciones financieras. Incluso su capacidad para obtener empleo se basará en última instancia en decisiones médicas.

Se puede encontrar evidencia de esto en el anuncio de IBM Watson Health de que el Digital Health Pass de IBM se integrará en Work.com de Salesforce “para ayudar a empresas, escuelas y gobiernos a verificar el estado de salud de los ciudadanos y el índice de vacunación.”

En resumen, pronto nos encontraremos en una iatrarquía (tiranía médica), lo que significa que nos regiremos por las decisiones de los médicos (aunque es más probable que la agencia gobernante sea Bill Gates, que es todo un experto médico calificado), y si se niega, será penalizado. Otros términos descriptivos incluyen tecnofascismo médico y tecnocracia médica.

Independientemente de cómo se describa, la realidad es que ya no tendremos derecho a la autodeterminación. Ya no tendremos derecho a decidir a qué riesgos médicos estamos dispuesto a someternos y de cuáles preferimos prescindir. Tu cuerpo y tu salud ya no serán tuyos para decidir.

Si deseas tener la capacidad de comprar, socializar, obtener una educación y trabajar, tendrás que entregar tu cuerpo y todos tus datos biológicos para que la tecnocracia médica haga lo que quiera con ellos. Es difícil imaginar una sociedad menos libre que esa.

IBM se asocia con Moderna

IBM y Moderna han dado el siguiente paso hacia el seguimiento de las personas vacunadas en tiempo real al unirse para producir pases de salud digitales COVID-19 que permitan que las personas “regresen a las actividades que aman”. Según nos informa Raúl Diego en un artículo de Mint Press News del 10 de marzo de 2021:

Según un comunicado conjunto, la colaboración ‘se centrará en explorar la utilidad de las capacidades de IBM en los EE.UU’, como un programa piloto recientemente presentado para un pase de salud digital COVID-19 en el estado de Nueva York, que delega a las empresas privadas para hacer cumplir las regulaciones Covid-19 impuestas por el gobierno.

IBM y Moderna “explorarán tecnologías, incluida la inteligencia artificial, la cadena de bloques y la nube híbrida” para “respaldar una gestión más inteligente de la vacuna COVID-19”, según el comunicado de prensa. En resumen, la asociación tiene como objetivo facilitar el intercambio de datos entre “gobiernos, proveedores de atención médica, organizaciones de ciencias de la vida e individuos,” pero estos datos no se limitan a los datos de salud.

Según comenta Diego, otras “aplicaciones de contabilidad de cadena de bloques múltiples” que se están aprovechando incluyen los servicios Blockchain Transparent Supply y Food Trust de IBM, que comparte datos sobre el abastecimiento de alimentos y la cadena de suministros, y su servicio de procesamiento de pagos transfronterizos Blockchain World Wire.

Pase de vacuna lanzado en Nueva York

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, presentó el llamado Excelsior Pass, construido sobre el Digital Health Pass de IBM, durante su discurso sobre el estado del estado de enero de 2021.

La primera prueba del Excelsior Pass tuvo lugar durante un partido de la NBA en el Barclays Center. Una segunda prueba se realizó el 2 de marzo de 2021 en un partido de la NHL en el Madison Square Garden. También se han introducido otros programas piloto para pases de verificación de salud en varios lugares del mundo.

En este momento, los pasaportes de vacunas son voluntarios, pero IBM ya está considerando el Excelsior Pass como modelo para lo que predice que serán pases de salud digital obligatorios en el futuro.

En Israel, por ejemplo, está el Green Pass, y en Los Ángeles, California, las escuelas han adoptado el Daily Pass QR Health Portal, una asociación entre Microsoft y Anthem Health, el sistema de salud más grande de los EE. UU. Y, el 17 de marzo de 2021, la Comisión Europea propuso su versión de “certificados verdes digitales” que, según la CE, ofrecerán un “enfoque coordinado” para permitir a los ciudadanos viajar libremente por Europa.

En este momento, los pasaportes de vacunas son voluntarios, pero según el líder del mercado público y federal de IBM en los Estados Unidos, Steve LaFleche, los pases dejarán de ser voluntarios “una vez que las pautas y regulaciones gubernamentales obliguen al sector privado a hacer cumplir su introducción en la sociedad”. Como señala Diego:

Convenientemente, la fuerte presencia de IBM en el espacio de aplicación de la ley, como uno de los mayores proveedores de tecnologías de creación de perfiles digitales y sistemas de vigilancia de inteligencia artificial en el mundo, también puede ayudar con cualquier obstáculo al que Moderna pueda tener que enfrentarse entre los grupos poblacionales que dudan de las vacunas.

La especulación genética es parte de la nueva economía

En su artículo, Diego destaca la conexión entre estos pases de salud y la agenda mucho más amplia conocida como el Gran Reinicio, que implica un “rediseño completo de la cadena de suministros y las estructuras de la organización del capital”. El plan es reemplazar el capitalismo convencional por un modelo económico basado en datos, y parte de este esquema es la recopilación de nuestros datos genómicos.

El ADN es el único punto de convergencia de datos en toda la humanidad que permite que estos nuevos modelos económicos ‘morales’ generen suficiente volumen para replicar las economías de escala actuales y diseñar instrumentos financieros para explotar a los seres humanos a nivel celular.

En 2017, Tal Zacks, ex director médico de Moderna, dio una charla de Ted en la que explicó que la “tecnología de la información” de ARNm de la compañía está diseñada, contrariamente a las negaciones actuales, para manipular el código genético humano.

El transhumanista Dr. Bradley Perkins, ex subdirector de la Oficina de Estrategia e Innovación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU y director médico de The Commons Project, responsable de la creación de CommonPass en colaboración con el Foro Económico Mundial, ha comentado también el potencial de ganancias de la recopilación de datos genómicos en las industrias de seguros y atención médica. En un artículo que analiza la ampliación del capitalismo de datos, Diego comenta:

Almacenada en los servidores de la nube de Amazon, la plataforma bioinformática de Human Longevity es solo una de varias tecnologías de secuenciación de próxima generación diseñadas para realizar el tipo de trabajo de secuenciación comparativa del genoma con el que Perkins y sus colegas de la industria de las ciencias de la vida cuentan para llevar a cabo lo que él estima es ‘probablemente la empresa a mayor escala capaz de traducir el lenguaje de la biología en forma de código de ADN lineal al lenguaje de la salud y la enfermedad.

Perkins admite que ‘el genoma aislado, no es muy útil’ y que el negocio de la genómica básicamente se reduce a la ‘construcción [de] registros de salud integrados’, para poder correlacionar ‘datos clínicos de alta calidad ‘con toda la secuencia del genoma.

“Estamos en el negocio de crear una gran base de datos”, revela Perkins … Con CommonPass, Perkins sigue haciendo todo lo posible para crear esa base de datos. Después de todo, un pasaporte biométrico requerido en todos los puertos de entrada sería de gran ayuda para obtener una mina de oro de datos genómicos.”

Tecnofascismo en nombre de la respuesta COVID

Ahora está más que claro que COVID-19 se está utilizando para justificar la introducción de nuevos sistemas económicos y sociales, que han tardado décadas en desarrollarse. Y, aunque los cambios se expresan en términos socialmente atractivos, como justicia social, protección del medio ambiente y otras maravillas, la verdad es diametralmente opuesta a los términos utilizados.

El Gran Reinicio separará a la elite tecnocrática de las masas y convertirá al gobierno global en una dictadura.

Una de las razones por las que muchos tienen dificultades para concentrarse en el problema del Gran Reinicio y la agenda tecnocrática es porque no entienden cómo los tecnócratas ven a la humanidad. De hecho, es muy diferente de la visión que la mayoría de nosotros tenemos de lo que significa un ser humano. La mayoría tiende a estar de acuerdo con la opinión de que los humanos son seres soberanos y libres por la autoridad divina.

Este es el punto de vista consagrado en la Constitución y en la Declaración de Derechos de los Estados Unidos. La tecnocracia, por otro lado, ve a los humanos como un recurso natural, no muy diferente de un depósito de petróleo o un rebaño de ganado, y deben usarse como tales.

Para minimizar los problemas dentro de este sistema de gestión de recursos humanos, es necesario que exista el máximo de producción con el mínimo esfuerzo. Aquí es donde entra en juego la ingeniería social a través de la propaganda mediática (lavado de cerebro), la censura y la inteligencia artificial, y debido a eso están utilizando la tecnología blockchain centralizada. Su objetivo es digitalizar a cada individuo, y convertir a todos en activos digitales que se puedan manipular y controlar fácilmente.

En su mayor parte, una vez introducido y activado por completo, el sistema de control estará totalmente automatizado. Para usar el pase de salud en el caso, por ejemplo, de que se haya perdido la fecha de vacunación. El sistema sabrá que no se presentó para la vacuna y su acceso a la banca podría cortarse hasta que se registre que recibió la vacuna.

Ni siquiera es necesario que haya otro ser humano involucrado, porque su cuerpo físico, registros de salud, geolocalización, actividades y finanzas están todos conectados y se pueden rastrear en tiempo real mediante un software impulsado por inteligencia artificial que analiza todo lo que hace.

Revelar su plan puede ayudar a detenerlo

Si desea profundizar en el reinicio económico de COVID, consulte a Alison McDowell. Tiene un blog llamado Wrench in the Gears. En él analiza la Cuarta Revolución Industrial y los mercados de productos básicos de capital humano, que son parte integrante del Gran Reinicio, y cómo la pandemia ha permitido a los tecnócratas impulsar planes para cambiar radicalmente la forma en que aprendemos, trabajamos y vivimos.

No obstante, si hubiera un número suficiente de personas conscientes de lo que realmente está sucediendo y cuál es el objetivo de este Gran Reinicio, no podrían implementarlo.

La elite tecnocrática necesita que todos aceptemos pasivamente su nuevo orden mundial, porque somos muchos más que ellos. Eso es lo que están logrando las medidas pandémicas. Estamos aceptando restricciones laborales y de viaje. Estamos empezando a aceptar que el gobierno nos diga dónde y cómo podemos celebrar las fiestas y con quién. Con el lanzamiento de pases de salud voluntarios, aceptaremos la idea de que no podamos entrar en ciertos lugares a menos que podamos mostrar los “papeles” adecuados.

Simplemente debemos negarnos a aceptar esto. Los días de incertidumbre sobre lo que es COVID-19 han terminado y debemos tomar una posición firme contra la continua erosión de nuestras libertades personales. También debemos reconstruir cuidadosamente cómo vivimos e interactuamos para minimizar nuestra contribución al sistema de control tecnocrático transhumanista, porque en realidad somos nosotros los que financiamos y ayudamos a construir el mismo sistema de control que está destinado a esclavizarnos.

Trabajamos para empresas que están construyendo el sistema. Les compramos productos, lo que les permite generar los ingresos necesarios. Entonces, debemos dejar de comprar sus productos y dejar de trabajar para ellos. Google, por ejemplo, y también en gran medida Facebook, han estado recopilando nuestros datos personales durante casi dos décadas.

Al usar estos productos, les está dando las mismas cosas que necesitan para controlarnos y esclavizarnos. Es fundamental comprender que la gran mayoría de la información a la que estamos expuestos es propaganda cuidadosamente diseñada a partir de casi dos décadas de extracción de datos personales.

Nunca te rindas a la nueva normalidad

En este momento, solo tenemos dos opciones: libertad o vivir bajo un gobierno autoritario. Los controles opresivos temporales pueden estar justificados en ciertas circunstancias extremas donde la salud pública está en grave riesgo, pero COVID-19 no es una amenaza para la mayoría de la población. No es más peligroso para las masas que la gripe estacional con la que hemos vivido toda nuestra vida.

Los datos muestran que la tasa global de letalidad por infecciones no institucionalizadas es del 0,26%. Las personas menores de 40 años tienen solo un 0,01% de riesgo de morir a causa de la infección. La gran mayoría de los que dan positivo al SARS-CoV-2 no presentan ningún síntoma y la mayoría no se enferma gravemente.

La respuesta, si realmente queremos proteger a las masas, es educar y promover una vida saludable en todas las etapas de la vida.

Es esencial salvaguardar nuestros derechos constitucionales y libertades civiles contra la extralimitación ilegal del gobierno. Una vez que se renuncie a esas libertades, será difícil, si no imposible, recuperarlas. Al mostrar la prueba de que recibió la vacuna COVID-19, a través de un certificado digital o una aplicación en su teléfono, la esperanza es que pueda volver a abordar un avión y viajar libremente, asistir a un concierto o disfrutar de una comida en tu restaurante favorito… como solías hacer.

Dado que muchos de nuestros líderes electos claramente no están a la altura de la tarea de defender esos derechos y libertades por su propia voluntad, debemos exigirlo y negarnos a cumplir con propuestas tiránicas como los “pasaportes voluntarios de salud”, porque pronto los convertirán en obligatorios. Después de eso, cualquier cosa será posible.

vacu ase1

SONDAS.BLOG: Ni por un momento, la prensa llamada independiente ha puesto en tela de juicio la existencia del virus y, por lo tanto, de la pandemia. Han criticado las medidas adoptadas por los gobiernos; han analizado si las mascarillas son efectivas o contraproducentes; han repetido insistentemente cómo el confinamiento está generando más muertes y angustia que el propio covid19; han denunciado, incluso, que gobiernos, instituciones, fundaciones, organizaciones médicas… están utilizando la pandemia para ejercer un mayor control sobre los ciudadanos… pero ni una palabra sobre la posibilidad de que el virus sea un montaje, una fabricación respaldada por los medios de comunicación más influyentes, para llevar a cabo un reinicio tras la demolición absoluta de las estructuras económicas, políticas y sociales, sobre las que descansa el mundo de hoy.

Primero es el plan y después los medios para implementarlo. La secuencia lógica debería ser:

Hay un proyecto X – el medio para llevarlo a cabo es una pandemia con todo lo que ello implica – se materializa el proyecto:

Proyecto – Medio – Materialización PMM

Si la prensa, al menos la independiente, hubiera analizado la situación desde esta perspectiva, mucha gente se habría quitado la mascarilla, habría seguido manteniendo relaciones con sus semejantes y no habría hecho cola para vacunarse. Mas si existe el virus y la pandemia, entonces las medidas a tomar siempre pueden ser discutibles –quizás sea mejor llevar mascarilla; o quizás, no. Quizás el distanciamiento no evite el contagio; o quizás, sí.

Como vemos, este no es el punto. Y tenemos evidencia más que suficiente de que no lo es en el hecho mismo de la neurótica exageración con la que se ha tratado, desde el principio, el asunto de la pandemia. El haber detenido el mundo por un número de contagios y muertes inferior al de las peores gripes de los últimos 20 años es una brutal exageración que solo puede explicarse si detrás de esta pandemia hay un plan, un cambio absoluto de valores y de forma de vida.

Mas ¿hacía realmente falta todo este montaje, fabricar una pandemia, destruir los medios de vida de medio mundo? Sólo podemos explicárnoslo asumiendo que los originadores de este plan son, ellos mismos, unos neuróticos. La gente ya lo estaba aceptando. Su vida cada vez era más online, más virtual, que presencial. Se trataba simplemente de crear más aplicaciones, programas más sofisticados, ordenadores más potentes… dejar de barrer las calles, dejar la mitad de la basura en los contenedores, no limpiar las alcantarillas, favorecer más violencia callejera… haciendo cada vez menos interesante y atractivo pisar la calle; y de esta forma, la gran mayoría preferiría quedarse en casa, conectada a un programa, a un película, a una reunión virtual… No sería difícil cerrar las escuelas. Bastarían 4 artículos de 4 sociólogos de moda para convencer al mundo de que la educación online es más efectiva y saludable que la presencial.

Nos han convencido de todo, incluso de que nos matemos.

La vacunación masiva se habría logrado con más eficacia si se hubiera presentado el asunto como nuevas vacunas para la gripe. Un poco de publicidad, los mas media arrimando el hombro y millones de personas se habrían vacunado –dentro de las vacunas habrían puesto las mismas sustancias tóxicas que en las vacunas covid19. El mundo iba hacia ese reinicio. ¡Que se lo digan a Amazon! Qué significa su éxito, sino vida online.

Cincuenta años más y la gente se habría encaminado al degüello entonando cantos gregorianos. Mas ya dicen que las prisas son malas consejeras.

Decimos no a las mascarillas, no al distanciamiento, no al confinamiento, no a la inmovilidad, no a las vacunas… Mas no porque sean inútiles y poco aconsejables, sino porque no hay virus ni hay pandemia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s