Perdido en el jardín de Sus delicias.

Yo, Lalla, entré anhelante en el jardín

Atravesando la puerta;

Y ahí, ¡oh maravilla!, encontré a Shiva y a Shatki

En perfecta unión.

Allí me quedé y bebí del lago de néctar

Hasta quedar absorta.

Inmune al daño soy,

Pues muerta estoy para el mundo,

Aunque siga viva.

-Lalla de Cachemira. (Adaptación libre al español de despojosdeccidente)

COMENTARIO 1:

Yo, Uzman, anhelante me adentré en el jardín de la visión, atravesando la puerta de la no discriminación entre la vida y la muerte, entre la salud y la enfermedad, entre esto y aquello, entre el “yo” y lo “otro”… y allí me quedé hasta que la visión de lo que no es Ella se desvaneció como se desvanecen los espejismos. El néctar sagrado de la unión fue derramado, ¡oh maravilla!.  Ahora estoy muerto a las causas intermedias y vivo en mi consorte sagrada  -la Causa Primera y Última, y del océano de dicha no sujeta a pérdida ni ha ganancia, que el clímax de la unión con mi Amada Eterna supura, bebo, y en Ella, con Ella y por Ella me deleito.

COMENTARIO 2:

Shakti es Ella, la mujer primigenia, la matriz sagrada, el molde raíz enraizado en las profundidades de Su espíritu, el foco de luz auto-irradiada que todo lo penetra y que todo lo alumbra, la consciencia suprema omni-abarcadora, el espacio infinito que soporta las irreales manifestaciones del tiempo, la pantalla sobre la que la trama existencial es desplegada.

Shiva es el consorte de Shatki, emanado de Ella para que Ella se gozara a Sí misma mediante una cópula sagrada. Shiva es la emanación lumínica desbordada de Shatki, coagulada en las formas perecederas del mundo, y retornadas a Ella mediante la toma de consciencia de que la dualidad sujeto-objeto es solo aparente, siendo la única realidad la Suya.

El lago de néctar es el gozoso clímax de la unión de lo que nunca estuvo separado, devenido en un océano de amor sin orillas del que beben los enamorados. Ella y su consorte son uno, desde el mismo momento en que se separaron, es decir, desde el mismo momento en que Ella se desdobló a Sí misma para verse a Sí misma y para amarse a Sí misma. La toma de consciencia de esto cataliza la supuración de un indeleble gozo y asienta el desprendimiento del mundo perecedero, haciendo al poseedor de tal cosmovisión inmune a todo daño.

COMENTARIO 3:

Es muy importante darse cuenta de que la normalidad pre-covid no va a volver nunca más, pues la trama covid va de despoblar el planeta vía vacunas asesinas (terapias génicas de tecnología ARNm) y de transhumanizar a los supervivientes, es decir, convertirlos en ciborgs-engendros sin consciencia, mitad biológicos y mitad tecnológicos. Una vez que seamos conscientes de que no volverán más los disfrutes descorsetados estaremos capacitados para centrarnos en lo que realmente importa: morir en perfecta paz de espíritu y con la consciencia devenida en un remanso de paz para que en sus tranquilas aguas se reflejen los fulgores de Shatki, y no los estragos propios del fin de los siglos, o de las eras.

De esta forma, la muerte será gozosa y Shakti nos podrá poseer, abriéndose gozosa para que la penetremos a placer, y eludiremos los horrores de la falta de luz y de clarividencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s