LA ÉPICA.

El “brote de COVID” de la India y la necesidad de integridad científica, no sensacionalismo.

Realidad versus histeria en el último festival del miedo.

Colin Todhunter para Off Guardian

Los medios de comunicación occidentales están prestando mucha atención a India y al aparente impacto de COVID-19. La narrativa es que el coronavirus está arrasando el país: la gente está muriendo, los casos se están fuera de control y los hospitales están saturados.

De hecho, parece haber un problema importante en algunas partes del país. Sin embargo, necesitamos diferenciar entre los efectos de COVID-19 y los impactos de otros factores. También debemos ser muy cautelosos con los informes de los medios sensacionalistas que tergiversan la situación.

Por ejemplo, a finales de abril, el New York Post publicó una historia sobre el “aumento” de COVID en India con un titular que decía: “Las imágenes muestran a personas muertas en las calles”. Y aparecía una imagen de una mujer muerta. Pero la imagen era en realidad de una mujer tendida en el suelo de una historia de mayo de 2020 sobre una fuga de gas en Andhra Pradesh.

Para tratar de arrojar algo de luz sobre la situación y superar el pánico y el sensacionalismo mediático, hablé recientemente con Yohan Tengra, un analista político y especialista en salud con sede en Mumbai.

Tengra ha llevado a cabo una exhaustiva investigaciones sobre COVID-19 y la respuesta global al mismo. Es coautor de un nuevo informe: “Cómo la interpretación no científica de la RT-PCR y los resultados de las pruebas rápidas de antígenos está causando picos engañosos en casos y muertes”.

Para la India, dice:

Nunca sabremos estadísticamente si las infecciones realmente han aumentado. Para estar seguros, necesitaríamos datos de personas sintomáticas que hayan dado positivo en una prueba de cultivo de virus o una PCR que use 24 ciclos o menos, idealmente menos de 20.

Agrega que India está experimentando principalmente casos asintomáticos:

Por ejemplo, en Mumbai, declararon hace dos días que del total de casos en la ciudad, el 85 por ciento eran asintomáticos. ¡En Bangalore, más del 95 por ciento de los casos eran asintomáticos!

En su informe, Tengra ofrece evidencia científica que indica claramente que la transmisión asintomática no es significativa. Afirma que, dado que estos casos comprenden la mayoría de casos en India, deberíamos cuestionar los datos, así como las pruebas de PCR y los ciclos que se utilizan para detectar el virus en lugar de aceptar las cifras al pie de la letra.

Como en muchos países de todo el mundo, Tengra dice que la gente en India ha hecho que teman al virus. Además, generalmente, tienen la impresión de que deben hospitalizarse al mínimo síntoma para superar la infección con éxito.

El sistema médico en sí trabaja para aumentar el número de casos positivos. Incluso con una prueba de PCR negativa, utilizan tomografías computarizadas y diagnostican a personas con COVID. Estas exploraciones no son específicas del SARS-CoV-2 en absoluto. Conozco personalmente a personas a las que sus médicos les han pedido que sean hospitalizadas solo por una prueba positiva (los médicos pueden obtener una parte de la factura total cuando remiten a un paciente a un hospital). Esto también le sucedió a una celebridad de Bollywood, a quien sus médicos le pidieron que ingresara sin síntomas y con solo un PCR positivo.

Las pruebas de PCR defectuosas y los diagnósticos erróneos, dice Tengra, junto con las personas que quieren hospitalizarse incluso con síntomas leves, han estado llenando las camas, impidiendo el acceso a quienes realmente las necesitan.

Al abordar la escasez de oxígeno muy publicitada, Tengra afirma que esto también es el resultado de políticas ineptas, con exportaciones de oxígeno que han aumentado en los últimos tiempos, lo que resulta en escasez doméstica cuando aumenta la demanda.

Según Tengra, la tasa de mortalidad por COVID-19 en India superó el tres por ciento el año pasado, pero ahora ha caído por debajo del 1,5 por ciento. La tasa de mortalidad por infección es aún menor, y los resultados de la encuesta serológica muestran que se encuentran entre el 0,05% y el 0,1%.

Los directores del All India Institute of Medical Science y del India Council of Medical Research han salido y han dicho que no hay mucha diferencia entre la primera y la segunda oleada y que esta vez hay muchos más casos asintomáticos que en la llamada ‘primera ola’.

Tengra sostiene que el principio es el mismo para todos los agentes infecciosos: infectan a las personas, la mayoría puede combatirlo sin tan siquiera desarrollar síntomas, algunos desarrollan síntomas leves, un número menor desarrolla síntomas graves y un número aún menor muere.

Aunque se pueden salvar vidas con las estrategias adecuadas de prevención y tratamiento, Tengra señala que la mayoría de los médicos en la India están usando medicamentos ineficaces e inseguros. Como resultado, afirma que las tasas de mortalidad podrían aumentar debido a tratamientos inadecuados.

Como ha ocurrido en muchos otros países, Tengra señala que la forma en la que se estructuran las pautas de los certificados de defunción en la India facilita que alguien sea etiquetado como una muerte por COVID simplemente en función de una prueba de PCR positiva o síntomas generales. Por lo tanto, a menudo es difícil decir quién ha muerto a causa del virus y quién ha recibido un diagnóstico erróneo.

SONDAS.BLOG: Y esto es lo que sucede en todos los países del mundo, pues el virus ha sido fabricado y promovido por los media occidentales más influentes. Son ellos los que nos informan, nos advierten, nos aconsejan, nos transmiten las opiniones de los expertos, los resultados de los últimos estudios, las estadísticas… sin que podamos comprobar ni uno solo de esos datos.

Se trata de una nueva religión, cuyo único argumento a su favor es la fe ciega de sus adeptos. El resto, los que se niegan a usar mascarillas, a vacunarse, a distanciarse… son los nuevos herejes a los que, tarde o temprano, habrá que quemar en alguna hoguera encendida para este fin.

Pero, sobre todo, se trata de la fabricación de la ÉPICA SANITARIA, en la que los héroes, los mártires, los guerreros… serán ahora los médicos, enfermeras y asistentes sanitarios –incluidos los conductores de ambulancias y el personal de limpieza.

Es una nueva categorización de las sociedades. Una situación inusual en la que, incluso prevaleciendo un estado de paz, se vive una situación de guerra. Una guerra cruel contra un enemigo invisible. Más aún, se trata de una guerra absurda, pues ese enemigo apenas logar arrogarse la eliminación, de forma efectiva, de más del 0.01 % de la población –en realidad, gripes, neumonías, trastornos cardiacos y pulmonares, catarros…

Y, sin embargo, se están tomando medidas como si fuese un enemigo letal que estuviera diezmando a la humanidad. Como en el caso de la novela de Orwell, 1984, nadie puede ir a los territorios exteriores, en los que tiene lugar la lucha contra supuestos enemigos. Tampoco nosotros podemos comprobar la situación, incluso en nuestros propios territorios. La realidad, nuestra realidad, es la que nos presentan los medios de comunicación, que nada tiene que ver con la realidad de los hechos –no hay guerra en los territorios exteriores.

Así lo comprobó Debbie Hicks, una ciudadana británica de Gloucestershire, cuando, tras las alarmantes noticias de que el Royal Hospital estaba saturado de enfermos de Covid, decidió verificarlo por sí misma. Se dirigió al hospital en cuestión con una cámara de video, y filmó sala por sala, habitación por habitación, constatando, para su sorpresa, que el hospital estaba casi vacío. Al día siguiente, fue detenida por la policía en su propio domicilio. No la quemaron viva porque todavía el cisma no es una amenaza mortal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s