El fascismo alemán era ingenuo, pues trataba de construir un mundo mejor. Mas el fascismo anglosajón representa el mal en su última y más corrosiva versión –intenta anular al ser humano.

Jani Allan para RT
Soy uno de entre los millones que han optado por no vacunarse. ¿Eso significa que se me prohibirá el acceso a aviones, edificios y tiendas?

Los principales medios de comunicación y la ortodoxia médica insisten en que todos deben recibir la vacuna, o enfrentarse a la exclusión de las libertades cotidianas y ser rechazados por la sociedad. ¿No se dan cuenta de lo fascista que es esta visión?

Esta no es una perorata anti-vacuna. Es una discusión sobria sobre el tema de las libertades civiles.

Desde marzo de 2020, nos hemos visto obligados a usar máscaras. La mascarilla es un crucifijo. Le indica a la sociedad que eres un creyente –en Covid-19. Le dice a la sociedad que cumples y que te has sometido. Como arrodillarse, es señal de virtud. Es una manera de mostrar que estás contento con los confinamientos. La forma más eficaz de destruir a un ser humano es el aislamiento social y el distanciamiento. Los niños están sufriendo un daño irreparable, especialmente por el uso forzado de mascarillas.

En cualquier sociedad libre, deberíamos poder hacer preguntas y tomar nuestras propias decisiones sobre recibir tratamiento médico o no. Pero cualquiera que haga preguntas es automáticamente calificado de “anti-ciencia”. La noción de que solo hay una doctrina científica a seguir es en realidad anticientífica en sí misma. Y ese no es solo mi punto de vista, sino el de los científicos.

La noción de que la libertad de expresión todavía existe hoy en Estados Unidos es una tontería. Aquellos que se atreven a cuestionar la eficacia de la mezcla heterogénea de vacunas son cancelados y avergonzados. Están deshumanizados y son los “otros”.

La Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos impide que el gobierno promulgue leyes que regulen el establecimiento de una religión, prohíban el libre ejercicio de la religión o restrinjan la libertad de expresión, la libertad de prensa, el derecho a reunirse pacíficamente o el derecho a solicitar al gobierno la reparación de agravios. Fue adoptada el 15 de diciembre de 1791 como una de las diez enmiendas que constituyen la Declaración de Derechos.

La premisa de la Primera Enmienda es única. Permitir la libertad de expresión significa permitir que alguien que no esté de acuerdo contigo, tenga el derecho de expresar su opinión, por ofensiva que sea.

Es precisamente esta libertad de expresión lo que hizo grande a Estados Unidos. Qué trágico que la prensa ahora sean los perros falderos del gobierno. “The View”, un programa de entrevistas diario en ABC, es solo uno de los muchos medios que buscan humillar y avergonzar a quienes no siguen la narrativa aprobada de Covid. Durante las últimas semanas, he visto a su presentador, Sunny Hostin, insultar a los estadounidenses a los que llama “vacilantes”.

Aquí está su visión de la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad en los Estados Unidos de 2021:

Cuando miras a las personas que no se vacunan, porque es una cuarta parte de los estadounidenses que no se vacunan, los evangélicos blancos, el 45% dijo que no lo harán. Vacúnese… Republicanos, casi el 50% se niega a vacunarse. No alcanzaremos la inmunidad colectiva debido a esos grupos en particular.

Yo digo que debemos evitar a aquellos que se niegan a vacunarse. Al igual que ahora en ciertos estados hay letreros en los escaparates de las tiendas que dicen: “sin máscara, sin entrada”. ¿Quieres subirte a un avión? Tienes que estar vacunado. De lo contrario, no obtendrás las libertades que vienen con la inmunidad. Algo tiene que romperse. Si esa es su elección personal de no vacunarse, entonces no deberá infringir los derechos de aquellos que han elegido proteger a sus conciudadanos.

Vivimos en el mundo de la postverdad cuyo emblema es la hipocresía. La visión de la izquierda sobre el aborto es: “Mi cuerpo, mi elección”. Sin embargo, la opinión de los izquierdistas sobre las vacunas es: “Tu cuerpo, mi elección”.

El consenso de estas personas, y se encuentran en todos los demás canales y periódicos principales, no solo en ABC, es que no quieren personas no vacunadas a su alrededor. Las personas no vacunadas son impuras y deben ser castigadas. No se les debería permitir llevar a sus hijos a la escuela, ir a restaurantes o, incluso, caminar por el parque. No te atrevas a acercarte a mí si no estás vacunado.

¿Significa eso que se me prohibirá el acceso a aviones, tiendas y oficinas, como aboga Hostin?

¿Puede el estado obligarnos a vacunarnos con la recompensa de recibir las libertades cotidianas? Técnicamente, no. Roe v. Wade decidió que nadie puede ser discriminado por un aspecto de su historial médico, por lo que, a menos que la Corte Suprema de los Estados Unidos anule ese caso, los pasaportes de vacunas y las vacunas son de hecho inconstitucionales e ilegales.

El pediatra de Texas Peter Hotez, respaldado por Bill Gates, escribió recientemente en la revista Nature que existe una “agresión anti-vacunas” y equipara a los anti-vacunas con ciberdelincuentes y terroristas nucleares. Quiere que las Naciones Unidas establezcan tropas de choque para cazarlos y eliminarlos.

El último ataque de Hostin y sus compañeros de viaje contra la población descerebrada, también conocida como aquellos que no han sido vacunados, es escalofriante.

Incluso su copresentador, Whoopi Goldberg, se mostró un poco desconcertado: “Requerir prueba de que uno ha sido vacunado para viajar, ¿es una locura?”

Hostin no se inmutó: “No es una idea radical, la vacuna es sólida”.

Otro anfitrión, Joy Behar, declaró. “Tienes que tener prueba de vacunación. Todo el mundo debe sufrir molestias. No puedes asistir a ciertos eventos. Este no es un problema político.”

Behar, Hostin y otros obviamente coinciden con la gobernadora de Michigan, Gretchen Witmer, quien ha hecho que todo su estado sea rehén de la vacunación –reciba la vacunación o sufra bloqueos forzados a punta de pistola: no terminarán hasta que el 70% de los adultos del estado se rindan a la inyección.

Después de que se aprobaran las Leyes Raciales de Nuremberg en la Alemania de 1935, los judíos fueron condenados al ostracismo, discriminados y más tarde tuvieron que usar una insignia amarilla para hacer que “el enemigo de dentro fuera visible”.

¿Acaso vamos a sufrir la misma suerte los que no estemos vacunados contra Covid? (En ambos casos vemos cómo una mayoría puede señalar y discriminar a una minoría).

Los principales medios de comunicación de hoy parecen decididos a crear una sociedad de dos niveles: los virtuosos vacunados y los inmundos no vacunados. Covid apartheid.

SONDAS.BLOG: Qué podemos decir a todo este blablablá de los analistas y de la prensa “independientes”. Podemos recordarle a Jani que el apartheid es británico y que el apartheid Covid es británico-estadounidense –entre hermanos anda el juego.

América era grande cuando se acataban a rajatabla sus estúpidos Amendments. ¿Cuándo ocurrió eso? ¿Cuando importaban, a punta de pistola, a una buena parte de la población africana para trabajar como esclavos en sus campos de algodón? ¿Cuando trataron de arruinar a China con las guerras del opio? ¿Mientras exterminaban a los nativos? ¿Tras su derrota en Vietnam?…

¿Quién está fabricando las vacunas Covid? UK y USA con un cierto toque culinario francés –los hermanos Marx. Esta es la familia que está destruyendo el mundo, el virus letal que va eliminando poblaciones humanas enteras, el baluarte del cinismo, los fabricantes del progreso, de un progreso que parece haber frenado en seco, pues ahora el asunto va de confinamiento e inmovilidad… Los artífices de la gran mentira.

El fascismo alemán era ingenuo, pues trataba de construir un mundo mejor. Mas el fascismo anglosajón representa el mal en su última y más corrosiva versión –intenta anular al ser humano, convertirlo en una pila, en un aturdido robot. Intenta demostrarle al Creador, como ya lo hiciera Iblis, que el hombre no merecía la pena de ser creado –una criatura inferior, un mal proyecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s