La imposibilidad de andar en tinieblas para aquellos de sanas entendederas.

El Gran Espíritu es inmutable, Uno,

Más sutil que la escurridiza mente.

Los sentidos no lo alcanzan,

Es como es, siempre por encima de ellos.

Aunque no se mueva,

Aún así escapa a sus perseguidores.

Aunque se mueva,

Aún así ocupa el centro de todo.

Su penetrante respiración sustenta la actividad

De todos los seres.

Es inmutable,

Siempre quieto y siempre activo.

Ni está lejos ni está cerca.

Está dentro de todo y está fuera de todo.

Canto de la tradición hindú adaptado libremente al español por despojosdeoccidente.

COMENTARIO:

Este bello canto es una coplilla acerca de la sana cosmovisión del mundo, que a modo de resumen viene a ser esta:

La eternidad sin principio ni fin, el Gran Espíritu, está en todas las cosas, sin ser las cosas. Está en todas partes sin estar en ninguna parte, es inmutable, aunque se mueva o no se mueva. Es el sello de la creación, más allá de lo creado, soporte, sustento y penetrante luz que todo lo alumbra.

El sentido de la vida no es mantenerse vivos, es decir, vivir por vivir, sino buscar y actualizar este conocimiento a nivel del corazón, esto es, de forma efectiva y no solo intelectual. El sentido de la muerte es que no hay muerte, pues la única realidad es la Suya, siendo el resto de realidades apariencias de realidad que aparecen para que desarrollemos la sabiduría que comprende que somos no nacidos y no muertos –eternos.

Aquellos que sean capaces de ver así las cosas, hasta el punto de la certeza, y de amar con un amor trascendente que trasciende causas, lugares y condiciones, y al mismo tiempo atan el “ego” con la cuerda de la LEY REVELADA (sharía islámica), jamás andarán en tinieblas.

Aquellos que prefieran seguir morando negligentemente en el mundo y perpetuarse en la impostura del personaje que creen ser, lo van a pasar muy malamente, pues estamos viviendo el fin de los tiempos y los demoledores estragos que se avecinan se llevarán por delante a los inadvertidos con respecto a las luminarias imperecederas que en el corazón moran.

La cosa está muy mala y mucho peor que se va poner. Estudien a los sabios del mundo antiguo, desprecien a los sabios del mundo moderno (los niñatos influencers y los expertos), mediten, lean el Corán, amen, perdonen, pidan perdón y mueran felices.

FIN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s