UN CANTO AL AMOR

Desde que desperté

Del fatídico sueño de la vida,

No he hecho otra cosa que descorrer velos,

Jugando a iluminar las oscuras estancias

Del alma encarnada.

Desde que regresé a mi verdadero hogar

En la fuente y sumidero de todas las luces,

El vaporoso espejismo de la nada se apoderó

Y tomó posesión de mi consciencia,

Devenida ahora en el fiel espejo en el que solo Ella,

Y sus fulgores,

Se manifiestan.

-despojosdeoccidente

COMENTARIO:

Este canto al amor no debe ser comentado, sino estudiado, memorizado e interiorizado, con vista a las vistas inconmensurables de la visión pura, desprovista de la perturbación del yo desenfocado, y que Ella solo muestra a sus más fervorosos y enloquecidos enamorados.

FIN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s