El pasaporte médico y la impureza ritual.

Adaptado al español por despojosdeoccidente

En el antiguo testamento la lepra tiene una consideración especial por encima de otras enfermedades. La lepra representaba y era el símbolo de la impureza; una impureza tanto física como espiritual. Los leprosos eran rechazados y separados de la sociedad. No se les permitía llevar una vida normal ni mezclarse con los ciudadanos.

En el evangelio, en varias ocasiones, Jesús se encuentra con personas con lepra, y él las cura. Para ello a veces les tocaba y otras veces simplemente les hablaba, o ni siquiera eso; bastaba con pensar en ellos para que sanaran.

Cuando Miriam, la hermana de Musa, estaba afligida por la lepra, ella rezó durante una semana entera y fue curada. Para los creyentes cristianos, Cristo es la fuente de la sanación, física y espiritual.

Jesús demostró que separar a la gente por estar enferma es algo inaceptable para Dios. Sin embargo, hoy vivimos una época en la que existe la amenaza de estigmatizar como impuros a una clase de individuos: aquellos que no porten el pasaporte médico que acredite estar inoculado. Los impuros del mundo moderno, los no inoculados, corren el riesgo de ser discriminados y apartados de la sociedad al impedírsele mezclarse con los ciudadanos puros, aquellos que fueron marcados con una inyección covid. Esto está ya pasando en Israel.

Debemos decir que cualquier coacción, cualquier presión, ejercida para que la gente se inocule dicha sustancia, o tome cualquier tratamiento o prueba médica más allá de su libre albedrío, es algo satánico.

Todos debemos ser libres para aceptar o rechazar el tratamiento de terapia génica de las vacunas covid.

No debemos juzgar a quien acepte o rechace ser inoculado, al igual que no juzgamos si alguien come o no come durante el ayuno. Lo que cada cual decida es algo que a nadie incumbe, sino al propio interesado. Que se pinchen, que no se pinchen, son libres de elegir. Pero nos oponemos firmemente a esta coacción satánica para recibir la terapia génica covid por miedo a ser tachado de impuro y ser rechazado por la sociedad. Y nos resistimos con energía a la creación de una nueva clase social de apestados, que son ritualmente impuros y, por consiguiente, incapacitados para mezclarse con los ciudadanos puros, esto es, aquellos que porten el pasaporte médico.

Vienen días durísimos, proteged vuestras almas.

-Elder Ephraim

*

El acoso psicológico hacia las poblaciones en el fin de los tiempos será equiparable al acoso físico de los mártires. Para protegernos de este acoso debemos vivir en un mundo aparte.

-Fr. Seraphim Rose.

*

El hombre se rendirá al espíritu del fin de las eras. Cuando la Iglesia y el mundo vayan de la mano, entonces sabed que el tiempo ha llegado.

-San Antonio del desierto.

*

La mayoría de la gente vive apegada al mundo, y no pueden comprender que nada del mundo tiene acogida en el Santo Espíritu.

-San Silouan el Athonite.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s