El último poema.

Mi enemigo y yo,

Entrelazados en el fragor de la batalla;

Vencerá el que abandonó su cuerpo y su mente

Antes de la mortal cita.

*

El que murió antes de morir

No muere nunca

Y con el Eterno

Se eterniza.

*

Si no estás muerto,

El miedo a la muerte

Será la tumba de tu vida.

*

Si a través del abandono

Ya eres inmortal,

La muerte no podrá tocarte nunca.

*

¿Qué es la muerte,

Sino el reencuentro de lo no-nacido

Con aquello que es

Sin necesidad de ser?

*

La luz del desvelamiento

Prendió el velo de la distancia,

Y ahora soy Uno con el Uno

En todo tiempo y circunstancia.

*

El demonio y yo,

Surcando la eternidad en el no-tiempo

De este efímero instante,

Apenas inexistente

*

El amor dio acogida al pedigüeño,

Y se lo concedió todo

Cuando se olvidó de su innoble condición

De pobre menesteroso.

*

En el amor, Uno somos;

En el no-amor, no somos más

Que rastrojo.

*

Los pajarillos de mi corazón

Piaron de puro gozo cuando la vi

Y en mi ser anidó;

Cuando la perdí,

Ella mató el corazón,

Desanidó el amor,

Arruinó mi cabaña,

Me arrancó la cabeza,

Me desmembró,

Descuartizó el resto,

Caí enfermo

Y se ocultó el mundo.

Desde entonces…

No dejo de cantar

Sus maravillas.

-despojosdeoccidente

COMENTARIO:

Es el alma lo que hay que salvar, no el cuerpo, así que no es necesario acumular en casa agua y comida para capear los demoledores estragos del fin de los tiempos.

Tengan en cuenta que cuando caiga el sistema y no funcione nada, los zombis lo saquearán todo, lo arrasarán todo, empezando por los supermercados y luego hogar por hogar. Solo los refugios de montaña se librarán, momentáneamente, de la hecatombe, hasta que los drones del gobierno del anticristo los localicen y vayan a por ellos, pues no serán tolerados asentamientos de asintomáticos viviendo al estilo natural.

Es mejor centrarse en el espíritu, cultivar las luces y morir antes de morir, para que cuando llegue la muerte no muramos y vivamos para siempre. Si Dios quiere.

Cierto es que aquellos que no creen en nada trascendente, más allá de mantenerse vivos a toda costa y exacerbar los disfrutes mundanos, están incapacitados para desenvolver la luz del corazón y asentarse en la perennidad de los fulgores del Uno-Único, lo cual quiere decir que todo el mundo, excepto el remanente fiel, sucumbirá a una horrenda muerte, expuestos al canibalismo de sus congéneres ateos o bien a ser partícipes activos del canibalismo para prolongar la agonía de vivir unos días más, unas horas más.

Tras la debacle llegará el gobierno del anticristo para proponer paz y seguridad mundial a los sobrevivientes, a cambio de ser robotizados y conectados a la “nube” –la IA (Inteligencia Artificial) que teledirigirá sus impulsos vitales y determinará la obsolescencia de cada ciborg, o sea, su muerte.

Los que no se sometan a la bestia y no acepten su sello serán perseguidos y exterminados, esto es, que los hombres de Dios serán martirizados por tener la osadía de adorar al Creador y no consentir adorar a la imagen de la bestia en las pantallas de los mundos virtuales donde los sobrevivientes ateos confinarán sus paupérrimas existencias.

FIN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s