Un canto al amor.

En torno a Ti vagamos erráticos,

Ebrios de éxtasis,

Pero siempre humildes e insignificantes.

Nuestro significado, en Tu significado

Quedó extinto,

Y ahora Tu dominio

Sobre nuestras cabezas resplandece.

Es nuestro derecho mostrarnos altivos

Por este logro

Que de pobreza e inutilidad

Se disfraza a ojos del mundo.

Somos los reyes de la visión

En el vasto reino de la luz del alumbramiento;

Las diez mil formas reasumen su origen

Allí donde se abren nuestras puertas.

Se hizo presente la realidad que yo ocultaba

Y arruinó mi mundo,

Que en el barro quedó hundido para siempre.

El alfarero, luego, con mano prodigiosa,

Modeló con molde de luz

Mis nuevos dominios,

En donde solazo mi perplejidad,

Convertida en el vino del amor

Que mis cantos endulzan.

-despojosdeoccidente.

COMENTARIO:

Estamos viviendo el fin de los tiempos y es urgente proveerse de munición suficiente para cuando la bestia venga a ponernos su sello inmundo. Todo el que rechace ser marcado en la mano y en la frente, eludiendo así adorar a la imagen de la bestia, en acción y en pensamiento, será perseguido, aislado de la sociedad en campos de aislamiento para asintomáticos no vacunados y, finalmente, exterminado.

Solo aquellos que remonten lo creado y se asienten en la luz del alumbramiento, podrán trascender los demoledores estragos del fin de los siglos, disfrutando del espectáculo del ocaso de la trama existencial desde el foco alumbrador de la película, mientras que los zombis se devoran entre ellos y terminan de pudrirse.

FIN.

Un comentario sobre “Un canto al amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s