Aquí no se va a salvar nadie, excepto unos pocos escogidos.

Es justo ahora, cuando el mal está desatado en su máxima expresión, como expresión de la dejadez espiritual del ser humano, cuando más felices y exultantes estamos los verdaderos hombres –los hombres de Dios, pues sabemos que la hora de morir mártires en la persecución a causa de la fidelidad del amor al Creador increado, está muy cerca.

Aquellos que no comulguen con la hostia del anticristo y no se unan a la bestia serán apartados de la sociedad, primeramente, por constituir una amenaza al bien común y la seguridad del ganado humano –los vacunados. Y segundariamente, o aluego, dicha reclusión en los campos de cuarentena será reconvertida en la maquinaria de los campos del exterminio, donde serán incinerados los no sellados por la sustancia inmunda. Muy pocos optarán por la muerte antes que abrazar lo que la bestia ofrece a cambio de mitigar la desidia, el desasosiego de vivir una miserable vida insulsa, sin viajes, sin fiestas, sin abrazos, sin sexo no virtual, sin botellones, sin dinero, sin nada de nada.

La mayoría de los que ahora presumen de ser “despiertos negacionistas” acabarán sucumbiendo a los “pases verdes” y serán sellados por el maligno, pues casi todos ellos adolecen de la errónea cosmovisión atea y hedonista de que somos nosotros mismos, y no el Creador, los que creamos nuestra propia experiencia existencial del mundo –basta con abrir el corazón y visualizar paz, prosperidad y armonía, dicen esos gilipollas. El caso es que tanto los despiertos como el ganado humano común caerán en la trampa, pues ambos partidos tienen como meta existencial única no morir; los unos en la dicha de una sublimación espiritual hedonista auto-inducida, y los otros en la ignominia de vivir solo para comer, follar lo que se pueda y explayarse en los mundos virtuales de las redes sociales.

Solo los hombres de Dios saldrán victoriosos de la gran tribulación de la abominación desoladora de la bestia. El resto va al matadero, vacunado, chipeado y conectado a la “nube” –la IA (Inteligencia Artificial) que los teledirigirá y los apagará (matará) cuando toque.

¿Cómo va a conseguir la bestia su objetivo de enseñorear todo el mundo, a su gusto y medida? Mediante una sucesión de crisis globales:

-Crisis sanitaria catalizada por las vacunas asesinas, lo cual requerirá más vacunas para seguir matando al ganado humano sobrante que no cabe, o no tiene cabida, en la nueva era de IA (Inteligencia Artificial) y trabajo robotizado.

-Crisis climática a causa del inexistente cambio climático provocado por el hombre-simio, lo cual conducirá al mundo a un nuevo confinamiento severo para salvar al planeta de la acción perniciosa de esta especie, mitad humana y mitad simiesca.

-Crisis global económica, consistente en el reventón de la burbuja de deuda. Esos hijos de puta han imprimido tanto dinero ficticio para mantener vivo al zombi del estado del bienestar mundano, que la inflación y el malestar general se lo comerá todo. Por lo que será necesario un reseteo mundial y la creación de un nuevo sistema económico sobre la base de una nueva moneda digital centralizada, esto es, controlada por la bestia.

-Crisis alimentaria, con vistas a que el ganado humano dependa del estado para vivir, el cual se encargará de la supervivencia de la gente gracias a la ayuda humanitaria de emergencia a cambio de obediencia a la bestia, lo cual incluirá un soma sintético para edulcorar la vida en confinamiento y más vacunas de refuerzo para seguir reforzando la purga de la humanidad.

Las fases previas de destrucción de la moral tradicional mediante el culto ateísta, la apología feminista, el adoctrinamiento de género y la intoxicación LGTBI, solo eran los preliminares necesarios para amoldar a las sociedades acordemente a su total decadencia y docilidad a los manejos del maligno, que ahora sí, no halla obstáculo alguno a la ejecución de su agenda. Ver agenda 2030 de la ONU por un mundo sostenible, para más información.

FIN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s