Si quieres amar y que te amen… haz esto y te hartarás.

Si quieres ver la luna,

No te ocultes de la noche;

Si quieres una rosa,

No huyas de las espinas;

Si quieres saber lo que es el amor,

No te escondas de ti mismo.

-RUMI

COMENTARIO:

Solo es posible ver la luna si nos adentramos en la noche y lo perdemos todo de vista para apreciar, en sublime contemplación, el resplandor resplandeciente que ella emana, en formidable emanación, de su fulgor fulgurante y nublador de la visión de cualquier otra cosa distinta a su luz, quedando así, el contemplador que tal cosa contempla, absorto, o absorbido, o arrebatado por ella, en ella y con ella, en cuerpo y alma, y de instante a instante, en el no instante de la presencia eterna.

Solo es posible tomar una rosa si nos exponemos a ser pinchados por las espinas, de modo que sus aguijonazos no nos puedan apartar jamás de su belleza perturbadora.

(Nota importante: su belleza es perturbadora porque perturba al observador de la belleza perturbadora, quedando así perturbado y aniquilado todo, excepto ella. Se trata, en realidad, de una aniquilación ficticia, pues lo que no es, no puede ser aniquilado. En todo momento ella –la mujer primigenia- es la única realidad, o la realidad única. Pero es bueno que los que se que creen separados de ella piensen en términos de dualidad observador-sujeto/observado-objeto, ya que eso les permitirá implementar un método dual para aniquilar el impostado “yo”, de modo que solo ella sea, como es siempre desde un tiempo sin principio.)

Solo es posible amar si abrazamos el amor, lo cual solo puede ocurrir cuando la idea de “yo”, es decir, la imagen (cualquier imagen) que nos hacemos de nosotros mismos, no nos oculta el verdadero yo, que es luminoso, radiantemente claro, atemporal  y más allá de esto o de aquello reside, esto es, que reside en el corazón de mi “sí mismo” y de todas las cosas.

Con el certificado de calidad de coaching emocional y empoderamiento en el noble arte de no morir en estado de profunda infrahumanidad no consciente, o inconsciente, debidamente aprobado y convalidado por la asamblea suprema de los verdaderos hombres –los hombres de Dios-, hemos emitido este comentario con vistas a que redunde en un beneficio para todos los seres sintientes, excepto los vacunados, los cuales ya están absolutamente perdidos y no se puede hacer nada por ellos para que sean salvos.

Empero, o pero, seguiremos… si Dios quiere.

¡El éxito viene de Allah, y la perdición viene de los hombres!

DEDICADO A ELLA, CON AMOR.

FIN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s