Se acerca la hora de la decisión definitiva.

Llega la hora de la rendición de cuentas, y solo hacia Allah es el retorno, desde Él, por Él y en Él. Los que saben esto pueden morir tranquilos en su rechazo de la salvación que viene del mundo: bozales, vacunas asesinas, agenda verde sostenible, cero emisiones de CO2, pasaporte sanitario, pastilla roja antivírica para refrenar las infecciones de las nuevas cepas en espera de las nuevas vacunas asesinas y transhumanización de los supervivientes del exterminio, es decir: la amputación de la consciencia humana y conexión de los sobrevivientes a la “nube” –la IA (Inteligencia Artificial) que dictará sus impulsos vitales.

En el nuevo mundo verde y sostenible que viene después del gran reseteo nadie trabajará, no existirá el sexo no virtual y los bebés serán fabricados a la carta en el laboratorio según el puntaje de buena ciudadanía de cada ciudadano, los cuales vivirán una apacible vida casi 100% virtual a costa del estado, en espera de que el progreso tecno-cientificista siga progresando y se pueda prescindir del componente biológico de la vida y alcanzar la tan anhelada inmortalidad de la mente digitalizada en la matrix cuántica de la bestia. Empero, dicha feliz inmortalidad transhumanista solo será para unos pocos elegidos, unos 500 millones de bastardos adoradores de los terroristas, el resto va al matadero de las vacunas y las pastillas para que inadvertidamente mueran, por el bien común y la seguridad de todos.

Los que sobrevivan serán transhumanizados

Nuestra lucha no es contra carne, sino contra potestades desatadas temporalmente en el plano existencial de la Torta Terráquea para que sirva de prueba y templanza de la condición humana, de modo que la consciencia se purifique y solo refleje las luces del Creador en lo creado, y no las imágenes de las cosas, todas ellas impostadas y falsas. Una vez pulido el espejo de la consciencia del herrumbre de todo aquello que no es Él, ya estamos unidos a Él en la inmortalidad de sus luces y podemos morir en paz, perfectamente felices y serenos en la serenidad de la visión directa, cara a cara.

Nosotros moriremos mártires con nuestra sagrada humanidad incontaminada, pues a los terroristas no nos someteremos, y en la inquebrantabilidad de la fe en Allah, el Dueño y Señor de todos los dominios, descansaremos.

FIN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s