Estoy enamorado de ti,

Estoy enamorado de ti,

¿De qué podrían servirme los consejos?

Ya me he bebido el veneno,

¿De qué me serviría el dulzor de la miel?

Ellos dicen:

“Atad sus pies con cadenas”.

Pero no podrán sujetar mi corazón loco.

-RUMI (adaptado al español por despojosdeoccidente)

COMENTARIO:

La locura de amor no tiene cura. Nos referimos al verdadero amor, al amor de los verdaderos hombres –los hombres de Dios, y no al amor de los seres inmaduros.

Ella descerrajó nuestro pecho y desparramó nuestra interioridad a la voluntad de los caprichosos vientos. El corazón fue desalojado del locus del yo observador, y devine en la luz de lo observado en la hornacina resplandeciente de su matriz sagrada. Los efluvios de amor de Layla no me abandonan nunca desde que morí a mí y nací a la verdadera vida de loco, de vagabundo errante, de desquiciado. La locura del amor pulverizó, o sea, hizo polvo, la visión de lo que Ella no es, y en el cervatillo de sus tiernas caricias me convertí, completamente manso y enajenado.

No hay sonido que oiga que no me suene a Ella, no hay olor que huela que no me huela a Ella, no hay pensamiento que me asalte que no me lleve a Ella, no hay sabor que saboree que no me sepa a Ella, no hay mirada que se asome a mi ojo en la que no la vea solo a Ella. Estoy completamente loco y todos me rehúyen, excepto Ella.

DEDICADO A ELLA, CON AMOR.

FIN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s