Cuando yo muera

Cuando yo muera, cuando mi ataúd sea llevado,
Nunca debes pensar
Que estoy perdiendo algo,
Que estoy perdiendo este mundo.
No derrames lágrimas, no te lamentes ni sientas lástima,
No estoy cayendo en ningún monstruoso abismo.

Cuando veas que se llevan mi cadáver,
No llores por mi partida;
No me estoy yendo, sino llegando
Al amor eterno.

Cuando me dejen en la tumba,
No digas adiós;
Recuerda que una tumba es solo un velo del paraíso
Que se oculta detrás.

Simplemente me verás descendiendo a una tumba.
Ahora, mira cómo me levanto.
¿Acaso existe el fin cuando el sol se pone
O la luna se oculta?

Parece el final, parece una puesta de sol,
Pero en realidad es un amanecer.
Cuando tu tumba se cierra,
Ahí es cuando te liberas.

¿Alguna vez has visto una semilla enterrada en la tierra
Que no resucite a una nueva vida?
¿Por qué deberías dudar del resurgimiento
De la semilla que llaman “ser humano”?

¿Alguna vez has visto un balde bajando a un pozo
Que vuelva vacío?
¿Por qué lamentarse por un alma cuando puede volver
Como el profeta Yusuf volvió del pozo?

Cuando por última vez cierres la boca,
Tus palabras y tu alma pertenecerán al dominio
Del no lugar y del no tiempo.

-RUMI (adaptado al español por despojosdeoccidente)

COMENTARIO:

Cuando yo muera no habrá ataúd, ni tumba, ni cadáver, ni portadores del cadáver, ni recitadores del Corán, ni nadie que llore ni se lamente por mi marcha. Hace tiempo morí, antes de morir, y perdí a mis padres, a mis hermanos, a mis amigos, a mis vecinos, a mis hijos, a mis enemigos, a mis amantes… y solo quedó Ella. Ahora estoy en el mundo sin ser del mundo, tal es la maestría adquirida en la certeza de la fe y en la contemplación directa de las luces del Amigo Íntimo.

Nadie será testigo de mi muerte, solo Dios y Sus ángeles. Nadie lavará este cuerpo que ya declina y lo envolverá en un sudario para depositarlo en alguna fría tumba. Yo moriré la aparente muerte sin que nadie lo advierta, y después reanudaré mi marcha eterna en la eternidad de los vastos dominios de la visión pura, en la clara luz de la consciencia despierta y descontaminada de la idea de que alguien que no sea Ella pueda nacer, permanecer y extinguirse.

FIN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s