Un canto despreocupado al amor, con vista a las deslumbrantes vistas de la Amada.

Más silencioso que el silencio,

Más estruendoso que el clamor de mil tormentas desatadas,

Más luminoso que un millón de soles,

Más refrescante que las refrescantes aguas de la Alhambra,

Más vivificante que las mieles del paraíso,

Más embriagador que los perfumes de Yerezade,

Más elevado que el monte Meru,

Más majestuoso que un rey de reyes,

Más bondadoso, tierno y temeroso

Que los cervatillos de Tu vedado.

Más frondoso que los jardines

Por donde pasea Layla,

Más valeroso que Arjuna, el de poderoso arco,

Más pleno que la luna, cuando llena reluce…

En definitiva, que soy más Tú que yo mismo,

Pues mi visión encendiste, o alumbraste.

-despojosdeoccidente.

COMENTARIO:

Se trata de un poema sencillo, al mismo tiempo que estrafalario, que pretende vehicular el conocimiento sagrado acerca de la sagrada realidad de lo creado, como siendo la luz omni-alumbradora de Layla, o sea, de la Amada por todos los seres sintientes, conscientes o no conscientes de que Ella es la única amada por la cual todos suspiran.

Los sustitutivos del amor verdadero como siendo el conocimiento del corazón que alumbra la luz de la verdad una y única, son solo meros paliativos para soportar vivir sin un sentido trascendente de la vida, conducentes siempre a la frustración existencial de no saber para qué se vive y para qué se muere, y de ahí la facilidad con la que el ganado humano ha sido despojado de su quibla hacia la trascendencia y está siendo engañado por los terroristas del gobierno terrorista: vacunas asesinas para salvarnos y salvar a los demás, sana distancia social, resquemor hacia los semejantes asintomáticos, pasaporte verde para acceder a unas migajas de normalidad prevírica, viajes por placer, no saber si somos hombres con vagina o mujeres con pene, todo es bueno si deriva en un placer personal, todo es malo si me perjudica, negación de la vida a los nonatos, LGTB, NETFLIX, telebasura, follarse a la vecina del quinto, etc.

Empero, los hombres de Dios no necesitamos de edulcorantes para la consciencia y nos enfrentamos en bruto a la bruta realidad, esto es, a la realidad tal y cual es de lo que es tras el velo de lo que no es; siendo lo que es, la luz; y siendo lo que no es, lo que la luz alumbra.

De esta forma, o manera, podemos vivir plenamente en la plenitud de la eternidad de la eterna presencia del no tiempo del presente instante, ajenos al mundo de espejos de las formas perecederas, en el gozo de la consciencia despierta que comprende que de Ella somos, de Ella venimos, en Ella estamos y hacia Ella nos encaminamos. El resto no son más que los productos de estar en la caducidad de las cosas creadas, y no en la perennidad de la luz que a las cosas alumbra.

FIN.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s