Demasiado perezoso para ser ambicioso.

Como soy demasiado perezoso

Para ser ambicioso,

Dejo que el mundo se cuide solo.

Diez días de arroz en mi despensa

Y un manojo de ramitas secas

Junto a la chimenea.

Hablar acerca del velo de las apariencias

Y de la Verdad desvelada de la consciencia despierta,

Es una pérdida de tiempo.

Escucho la lluvia nocturna repicar en el techo,

Me siento cómodamente y estiro las dos piernas.

-Ryokan (adaptado al español por despojosdeoccidente)

COMENTARIO:

Para alcanzar la maestría de la pereza iluminadora de la conciencia hay que atravesar, primeramente, o con anterioridad, las arduas tierras del desolado páramo del ardor en el esfuerzo, gozoso y sin expectativas, de la disciplina desenraizadora del quiste del “yo soy”. Una vez que se sabe, gracias a la disciplina y a la bendición del linaje de los verdaderos hombres, que nadie surge ni permanece ni se desvanece, sino Ella –la mujer primigenia engalanada de las luminarias imperecederas, entonces uno puede dedicarse a holgazanear, o sea, a hacer el vago, y a escribir poemas, trascendentes o intrascendentes, relativos o no relativos a la felicidad genuina del no ser en el ser del no tiempo, del no espacio y del no lugar, que se proyecta, a modo de velo peliculero, sobre la faz de la pantalla de la Tierra Plana.

Empero, como estamos viviendo el fin de los tiempos como fruto maduro de la involución máxima del ser humano, es mejor no hablar de estas cosas que a nadie aprovecharán ya, y dedicarse a tocarse los cojones en la contemplación de toda forma de belleza, en especial de la belleza femenina de las mujeres del remanente no vacunado, que es la forma de belleza que más nos gusta.

Realmente resulta sumamente apetecible y gozosamente placentero no hacer nada en el fin de los tiempos, más allá de dedicarse a la contemplación de la placenta sagrada, en las luces que la mujer primigenia vehicula. De esta forma, o manera, cuando el velo se caída, o sea, cuando Ella se desnude y quede desnuda de los ropajes del mundo, podremos sumergirnos y penetrar la visión de la luz esclarecida, una vez disuelto en vida lo que no es en la irrealidad de su vacuidad, de modo que tras la cortina de la apariencia lo igual en la luz pueda unirse a lo igual.

Los que no saben esto, y por tanto no lo ponen en práctica antes de que sea demasiado tarde y todo se derrumbe en la orgía sangrienta del apocalipsis zombi de los inoculados, están abocados a obedecer gregariamente a los terroristas, vacunarse las veces que los terroristas digan, tomar las pastillas antivirales pertinentes, guardar las sanas distancias, usar el bozal, portar el denigrante pase verde y morir como ni los perros mueren, esto es, transhumanizados, a saber, desprovistos de consciencia, es decir, reducidos a meros androides controlados remotamente a distancia.

Los que sobrevivan a la vacuna covid y a la pastilla roja, y a otras calamidades que están en la agenda (apagón energético total, guerra nuclear, hambruna, canibalismo zombi de los inoculados), serán transhumanizados y conectados a la nube del Metaverso, donde vivirán para siempre desde el sofá de casa hasta que la I.A. (Inteligencia Artificial) los deseche.

La despoblación planetaria se va a producir, manque le pese a los anonadados adeptos al Gran Despertar de la era de acuario, siendo los que sobrevivan convertidos en artefactos. No habrá renacimiento humano, sino la culminación del proceso auto-destructor del ser humano por su alejamiento de las primigenias luces y el consiguiente éxtasis de la posesión satánica del mundo, tras lo cual se descorrerá el velo y se desplegarán los ámbitos existenciales del cielo y del infierno, acordemente a aquello a lo que se habituó la consciencia durante la fase existencial de la densidad de la carne.

Esto es lo que quiere decir el hecho de que los justos brillarán de resplandeciente fulgor en la presencia del Amado, mientras que los velados por las distracciones mundanas serán arrojados a las tinieblas de la ausencia de luz, donde penarán eternamente, o para siempre.

FIN.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s