¡Llamamiento urgente! Ha llegado la hora de la verdad, ha llegado la hora de armarse.

Uzman García para despojosdeoccidente.org

Tenemos que armarnos, y no solo de paciencia, sino con tirachinas, palos y piedras, en vista de la deriva totalitaria del régimen democrático español y de todos los países del mundo, todos ellos al servicio de la serpiente antigua.

El equipo de despojosdeoccidente se une a la disidencia no controlada y hace un llamamiento a la resistencia activa mediante el ejercicio de la legítima defensa, en defensa de nuestra innata sacralidad como seres humanos creados y depositados en la Torta Terrestre con vistas a la toma de consciencia de las primigenias luces, a la rendición al Creador, que no a los hombres, y al agradecimiento solo a Allah el Altísimo.

Es urgente huir de las ciudades y establecer pequeñas comunidades camperas de resistentes, fieramente armadas para repeler las acometidas finales de la bestia cuando todo el sistema actual basado en el dinero-usura se derrumbe y las ciudades sean convertidas en ratoneras bajo la ley marcial de los terroristas.

No aceptamos a este gobierno criminal ni a sus satánicas normativas sanitarias o no sanitarias, y lo enfrentaremos a sangre y fuego en el legítimo derecho sagrado a la legítima defensa, hasta caer como mártires, si Dios quiere.

El año 2022 será el año de las cacerías humanas, de los campos de cuarentena, -primero, y luego de exterminio-, el año del gran apagón de los últimos rescoldos humanos, o sea, que los no vacunados -los no sellados por la bestia-, los que no se sometan a la nueva normalidad satánica transhumanista serán perseguidos hasta ser extirpados de raíz de la trama existencial mundana.

A los vacunados, empero, tampoco les espera nada halagüeño, sino que les espera un destino fúnebre, consistente en que serán diezmados gracias a las vacunas asesinas semestrales (y a otras calamidades programadas) en un 90%, siendo el resto sobreviviente transhumanizado, esto es, convertidos en meros receptáculos pasivos del Metaverso –la realidad virtual que suplantará a la realidad real y que vivirán desde el confinamiento preventivo e indefinido de casa.

El hombre del futuro no muy lejano vivirá sin trabajar a costa de un crédito social de buena ciudadanía otorgado por la IA (Inteligencia Artificial) del gobierno terrorista global; un crédito vinculado al tatuaje cuántico vacunal que todos habrán de recibir si es que quieren seguir viviendo, aunque sea como zombis.

Como es lógico, como la gente es gilipollas y su única meta existencial es no morir, al ignorar que la verdadera vida comienza tras la caída del velo de este mundo condicionado desplegado a modo de prueba de fidelidad a la luz, aceptarán el sellamiento de la bestia y se vacunarán cuando les toque, a cambio de poder disfrutar de las migajas de la vieja normalidad que todavía les dejen disfrutar los terroristas –bares, fiestas, puticlubs, playas, viajes, etc-, para pasar luego, o aluego, o después, o posteriormente, a vivir una vida exclusivamente metavérsica, pues para salvar el planeta Tierra los expertos sugerirán que hay que reducir la movilidad del hombre-simio a ZERO.

Qué duda cabe que los hombres de Dios estarán a salvo de todos estos estragos demoledores del fin de los siglos, pues el que mora en la luz, no ve otra cosa que la luz, ni se alimenta de otra cosa que la luz, no aspira a otra cosa que la luz y no teme más que a aquello que les aleja de la luz (el pecado), siendo salvaguardados así siempre por la luz en todos sus estados.

Cuando los terroristas descubran sus refugios y vayan a por ellos para matarlos, los hombres de Dios harán uso de sus tirachinas, de sus palos y de sus piedras en aras de morir como mártires.

La guerra no ha hecho más que comenzar, no habrá vuelta a la normalidad, de hecho no debe haber vuelta a aquella normalidad aberrante y desquiciada de vivir solo para los placeres desconscienciados, cuyo influjo vivencial obstruyó las facultades humanas de reflexión en pos de la trascendencia, hasta el punto de que ahora todos usan el pañal facial, sino que lo que viene es el genocidio planificado del 90% de la población mundial, la aniquilación de la disidencia no controlada y la transhumanización de los sobrevivientes.

FIN.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s