El metaverso de la III Guerra Mundial va a ser muy divertido, según expertos. El gobierno mequetrefe de España insta al pueblo a la calma y a no arrasar los supermercados. Tras el desbarajuste metavérsico mundial, el anticristo pondrá orden y transhumanizará a los supervivientes.

Mensaje a la nación de Vladímir Putin sobre el reconocimiento de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk.

Unas horas antes, el mandatario presidió un Consejo de Seguridad donde escuchó la opinión de sus integrantes acerca el tema.

Actualidad RT

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha ofrecido este lunes su mensaje a la nación acerca del posible reconocimiento de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk. Al inicio del discurso, el mandatario aseveró que para los rusos Ucrania «no es simplemente un país vecino» y resaltó los lazos personales e históricos de las poblaciones de los dos países. Al mismo tiempo, afirmó que el territorio ucraniano fue creado por las políticas de los bolcheviques. Así, el mandatario afirmó que Ucrania fue ideada por el líder de la Revolución de Octubre y tildó el país vecino de «Ucrania Vladímir Illich Lenin» y aseveró que los principios de libre confederación de los pueblos en el marco de la URSS fueron «un error, aún peor que un error». Putin dijo: «¿Quieren la descomunización? A nosotros nos parece bien. Estamos listos a mostrar qué significa para Ucrania una verdadera descomunización.»

Sin embargo, subrayó que, tras el colapso de la Unión Soviética, Moscú siempre ha cooperado con Kiev «de forma abierta, honesta y […] con respeto por sus intereses», pero en Ucrania, «en lugar de la asociación, ha prevalecido la dependencia, que por parte de las autoridades oficiales de Kiev adquirió a veces un carácter absolutamente desconsiderado». Ucrania no ha logrado desarrollar un «estado estable»; está «literalmente impregnada y corroída» por la corrupción, y el actual Gobierno está «trabajando constantemente hacia una completa desoberanización del país», agregó Putin.

Además, el mandatario ruso afirmó que la estrategia militar ucraniana consiste esencialmente en prepararse para una acción militar contra Rusia, y la reciente amenaza de Kiev de construir su propio armamento nuclear «no es una bravuconada vacía» y Moscú no puede ignorarla. «Ucrania dispone de tecnología nuclear soviética y de los medios de lanzamiento de dichas armas, incluida la aviación y los misiles Tochka-U, también de diseño soviético, con un alcance de más de 100 kilómetros. Pero harán más, es solo cuestión de tiempo. Hay conocimientos de la época soviética», dijo Putin. «Por lo tanto, será mucho más fácil para Ucrania conseguir armas nucleares tácticas que para otros estados, que no nombraré ahora, que realmente llevan a cabo tales desarrollos, especialmente en caso de apoyo tecnológico desde el extranjero. Y tampoco debemos descartar esto», agregó.

El presidente señaló que, con la obtención de armas de destrucción masiva por parte de Ucrania, la situación en Europa, especialmente para Rusia, «cambiará drásticamente». «No podemos dejar de responder a este peligro real, especialmente, repito, teniendo en cuenta que los patrocinadores occidentales puedan facilitar la aparición de tales armas en Ucrania para crear otra amenaza para nuestro país», subrayó.

Asimismo, Putin subrayó que Kiev «ha caído bajo control externo» y agregó que el país vecino ha sido puesto al nivel de «una colonia con un régimen títere». El presidente ruso destacó que el territorio ucraniano se convirtió en «un escenario de guerra» para la OTAN y Washington. Declaró: «Estados Unidos y la OTAN han comenzado a explotar descaradamente a Ucrania como escenario de posibles operaciones militares.» Agregó que el mando de las Fuerzas Armadas ucranianas puede proceder directamente del mando de la Alianza Atlántica.

El mandatario precisó que desde Occidente «inflan a Ucrania con armamento», mientras que Washington desde el 2014 «dirigió ayuda técnico-militar» a Kíev y «ese flujo es incesante y muy llamativo, todo el mundo puede verlo». «Los ejercicios conjuntos regulares tienen una clara orientación anti rusa. Solo el año pasado participaron en ellos más de 23.000 militares y más de 1.000 unidades de equipos», señaló Putin.

El presidente ruso enfatizó que Moscú dispone de información «que indica que la membresía de Ucrania en la OTAN es cuestión de tiempo». «Entendemos muy bien que en ese escenario los riesgos para Rusia crecerán de una manera significativa», a la vez que aumentará «el riesgo de ataques relámpago contra Rusia y en los documentos estratégicos se consolida el punto sobre los ataques preventivos contra el enemigo de la Alianza y se conoce ese enemigo: Rusia».

«Después de que Estados Unidos rompiera el Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio y Menor, el Pentágono ya está desarrollando abiertamente una gama de armas de ataque con base en tierra, incluyendo misiles balísticos capaces de alcanzar objetivos a una distancia de hasta 5.500 kilómetros. Si estos sistemas se despliegan en Ucrania, podrían alcanzar objetivos en todo el territorio europeo de Rusia, así como más allá de los Urales», explicó Putin.

Asimismo, apuntó que muchos aeródromos ucranianos están situados cerca de la frontera de Rusia. «Los aviones tácticos de la OTAN desplegados ahí, incluidos los portadores de armas de alta precisión, podrán alcanzar nuestro territorio hasta Volgogrado – Kazán – Samara – Astracán. El despliegue de instalaciones de reconocimiento por radar en territorio ucraniano permitirá a la OTAN controlar estrechamente el espacio aéreo ruso hasta los Urales», dijo.

Por otro lado, rememoró las cinco oleadas de expansión de la OTAN, manifestando que la alianza militar ignora por completo las advertencias y protestas de Moscú con respecto al avance de su infraestructura y equipo militar hacia las fronteras rusas. Putin recordó: «Perdón, simplemente ‘escupieron’ sobre ellas e hicieron lo que quisieron, lo que consideraron necesario». Sugirió que seguirían de la misma manera «que el conocido dicho: el perro ladra, pero la caravana sigue adelante».

El mandatario declaró que Occidente chantajea a Moscú con sanciones, pero el pretexto para ellas siempre será buscado o fabricado. «Están intentando chantajearnos de nuevo. Una vez más nos amenazan con sanciones, que, por cierto, creo que seguirán imponiendo a medida que crezca la soberanía de Rusia y el poder de nuestras Fuerzas Armadas. Y el pretexto para otro ataque de sanciones siempre será buscado o simplemente fabricado, independientemente de la situación en Ucrania», señaló el jefe de Estado.

Asimismo, el presidente aseguró que Rusia nunca comprometerá su soberanía nacional ni sus valores. «El objetivo es el mismo: frenar el desarrollo de Rusia. Y lo harán, como antes, incluso sin ningún pretexto formal, solo porque existimos y nunca comprometeremos nuestra soberanía, nuestros intereses nacionales y nuestros valores», añadió.

Además, Putin destacó que en la situación actual Rusia tiene todo el derecho a tomar medidas de respuesta para garantizar su seguridad, y así lo hará. «Quiero decir de forma clara y directa que, en la situación actual, cuando nuestras propuestas de diálogo en igualdad de condiciones sobre cuestiones de principio han quedado prácticamente sin respuesta por parte de EE.UU. y la OTAN, cuando el nivel de amenazas a nuestro país está aumentando de forma significativa, Rusia tiene todo el derecho a tomar medidas de respuesta para garantizar su propia seguridad. Eso es exactamente lo que haremos», subrayó.

Rusia reconoce la independencia de las repúblicas autoproclamadas de Donetsk y Lugansk

En cuanto a la región de Donbass, el mandatario afirmó que fue «literalmente metida con dificultad» en Ucrania y subrayó que la situación en la región «ha vuelto a ser crítica y aguda».

El presidente informó de su decisión de «reconocer de inmediato la independencia y la soberanía» de Donetsk y Lugansk y firmó los decretos pertinentes sobre el reconocimiento de la independencia de estas repúblicas populares.

Putin subrayó que el Gobierno de Kiev «declara constantemente y públicamente su falta de voluntad para implementar el paquete de medidas de Minsk para resolver el conflicto» y que «no está interesado en una solución pacífica». «Por el contrario, están intentando organizar de nuevo un ‘Blitzkrieg’ (‘Guerra relámpago’) en el Donbass, como ya sucedió en 2014 y 2015. Recordamos cómo terminaron entonces estas aventuras», dijo.

«Considero necesario tomar la decisión tanto tiempo esperada de reconocer de inmediato la independencia y la soberanía de la República Popular de Donetsk y la República Popular de Lugansk», aseveró Putin, que también pidió a la Asamblea Federal de Rusia que apoye esta decisión y luego ratifique los tratados de amistad y asistencia mutua con ambas repúblicas.

Putin afirmó que las autoridades de los países occidentales prefieren no darse cuenta de la situación en Donbass, «como si no existiera todo este horror, el genocidio al que están sometidos casi 4 millones de personas, y solo porque estas personas no estaban de acuerdo con el golpe de Estado respaldado por Occidente en Ucrania en el 2014, se opusieran al elevado movimiento estatal hacia el nacionalismo cavernícola y agresivo y el neonazismo». Añadió que los residentes de la zona solo «luchan por sus derechos elementales: vivir en su propia tierra, hablar su propia lengua y preservar su cultura y tradiciones».

«¿Cuánto tiempo puede durar esta tragedia? ¿Cuánto tiempo más podemos tolerarlo?», se preguntó el presidente ruso, agregando que Moscú «ha hecho todo lo posible para preservar la integridad territorial de Ucrania, todos estos años luchando persistente y pacientemente por la aplicación de la resolución 2202 del Consejo de Seguridad de la ONU, de 17 de febrero de 2015, que consagraba el paquete de medidas de Minsk del 12 de febrero de 2015 para resolver la situación en Donbass».

put2

SONDAS.BLOG: El mensaje de Putin a la nación rusa no ha sido un mensaje de poder, de soberanía, a pesar de que en su discurso ha utilizado estas palabras en numerosas ocasiones. Ha sido más bien un lloriqueo de escolar al que los profesores tratan discriminatoriamente a pesar de lo mucho que él les ama.

La caída de la Unión Soviética, su desmantelamiento, no se hizo con poder y soberanía, no se llevó a cabo como una estrategia para abandonar un imperio demasiado grande, demasiado pesado y permitir que de este derrumbe surgiese una Rusia más ágil, más dinámica, más soberana. Gorbachov se dedicó a viajar y a pedir dinero a Occidente a cambio de entregarles una ideología, en muchos aspectos dominante, una revolución y un gigantesco territorio que de forma inevitable iba a pasar ahora a formar parte de Occidente. Estaba la Unión Soviética, pero también los países satélites como Bulgaria, Hungría, Rumanía, Polonia, que ahora iban a formar parte de la Unión Europea.

Esa traición a la historia del pueblo ruso no ha sido enmendada por Putin, empeñado, como Gorbachov, en que la nueva Rusia, despojada de su imperio, de su inmenso poder, fuese ahora aceptada como parte de Occidente. Incluso en más de una ocasión, por ejemplo, en la visita de Bill Clinton a Rusia, Putin le propuso, al menos como una posibilidad a tener en cuenta, que Rusia entrase a formar parte de la OTAN. ¿Qué puede querer decir esa propuesta? ¿Qu Rusia dominaría la Alianza Atlántica, con su enorme ejército, con sus armas nucleares? ¿O que Rusia desaparecería en cuanto que nación independiente, soberana, manteniendo su propia idiosincrasia, presentándose como una alternativa precisamente a Occidente?

Obviamente la OTAN ni siquiera contempló esta posibilidad, pues en el nuevo orden mundial que se establecía tras la caída del muro de Berlín, Rusia aparecía como el enemigo número uno de Occidente, con su Iglesia Ortodoxa dominando el ámbito religioso y con buena parte del territorio ruso incrustado en Asia. Mas Putin, como Gorbachov, como los zares, no ha presentado otra oferta al mundo que la de ser admitidos como miembros del club europeo, no sin ciertas peculiaridades que podrían poco a poco ir ajustándose a las demandas de Bruselas. Esta posición, hasta cierto punto legítima, pues la literatura rusa, su filosofía, su música, su danza, su tecnología, han estado en numerosas ocasiones a la vanguardia de la cultura europea. Obviar este hecho irrefutable sería dar la razón al lloriqueo del escolar, a ese sentimiento histórico de ser una nación europea nunca admitida como tal.

Esta discriminación, a todas luces injusta y absurda, tiene, sin embargo, numerosas ventajas si se hubiera tomado como un signo, como una clara advertencia, de que ya es hora de que Rusia abandone esa histórica posición y comience a tejer nuevas alianzas con sus hermanos del este, posición ésta que también le habría evitado numerosas humillaciones a Turquía.

En cambio, Rusia y China firmaron a favor de las sanciones que los Estados Unidos querían imponer a Corea del Norte. Incluso si fue un acto meramente simbólico, resultó una decisión vergonzosa que ponía a China y Rusia bajo la bota del payaso Trump. Rusia olvida o no quiere entender que la llamada comunidad internacional no es la reunión de todas las naciones del mundo, sino Europa, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y los propios Estados Unidos. Son ellos los únicos que cuentan, los únicos que tienen peso político, económico y militar; son ellos los guardianes de la cultura. Dostoievski, Tchaikovski… son europeos, mas no Rusia. Este cambalache de apropiación indebida forma parte de la actuación cotidiana de Occidente. Se apropian de la riqueza de terceros países, pero también de su inteligencia, de sus mejores mentes. Y así van desecando a esos “shithole countries” y engordando sus barrigas.

El mensaje de Putin sigue siendo un mensaje de súplica. Rusia quiere la paz y la hermandad con todos los pueblos de la Tierra. Ese era también el mensaje de la Unión Soviética, de su revolución. Y, precisamente, se derrumbó porque la historia del mundo es la de la lucha entre el bien y el mal, es la lucha entre la verdad y la falsedad, entre la realidad y los Metaversos. La paz en este escenario siempre significa opresión y tiranía del mal.

Ya hemos dicho en numerosas ocasiones –el mundo no necesita que Rusia sea buena, sino fuerte, soberana y alineada con el bien.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s