Él viene pronto.

Justo después de todas las tribulaciones
Que han de acontecer
Se oscurecerá el sol
Y la luna no dará su luz.
Las estrellas caerán del cielo,
Las potestades celestes serán conmocionadas
Y entonces aparecerá la señal
Del Hijo de Dios en el cielo.

Y entonces se lamentarán todas las naciones de la tierra
Cuando vean venir al Hijo de Dios en las nubes
En todo su poder y tremenda gloria.

Y entonces Él enviará a sus ángeles
Con trompetas estremecedoras,
Y juntarán a sus escogidos
De los cuatro vientos
Y de un extremo al otro del cielo.

He aquí, vengo pronto;
Y mi recompensa está junto a mí:
Dar a cada uno según sea su obra.

Yo soy el alfa y la omega,
El principio y el final,
Yo soy el primero y el último.
Bienaventurados los que cumplen los mandamientos
Del Padre Dios
Para que tengan derecho a participar del árbol de la vida;
¡Entra en la Ciudad Santa,
Yo soy la raíz y el heredero de David,
Yo soy la estrella brillante y su fulgor matinal!

Y el Espíritu dice, ¡ven!
Y la novia dice, ¡ven!
Y aquellos que oigan, digan, ¡ven!
Que venga el que tenga sed;
El que quiera, que tome del agua de la vida gratuitamente.

En verdad que yo vengo pronto. ¡Amén!
¡Que así sea, ven Señor Jesús!
Que la gracia de nuestro Señor Jesucristo
Sea con todos vosotros
Por los siglos de los siglos.
Amén.

Simon Khorolskiy & Zarina Kozlov según Mateo 24: 29-31, Apocalipsis 22:12-14, 16-17, 20-21.

Adaptado al español por despojosdeoccidente.

COMENTARIO:

Sí, alégrense los que tienen el corazón roto, porqué Él viene pronto. Sí, pronto viene el Hijo del Hombre para traer facilidad después de la dificultad. Alégrense los perseguidos a causa de la verdad, del amor, de la belleza y de la justicia, porque Él no tarda y viene pronto. Sí, amén.

Bienaventurados los que no desperdiciaron sus vidas mundanas y vivieron en la fe del reencuentro con el Amigo Íntimo que en los corazones mora. Ahora llegará Él, después de todas las tribulaciones que han de acontecer para que sirvan de prueba de fidelidad de los escogidos; y entonces, cuando todo se cumpla se retirará el velo, el cielo se cuarteará y se resquebrajará, las montañas se pondrán en movimiento como si fueran copos de lana cardada, el sol y la luna unirán sus luces y se fundirán, y el espejismo de la existencia condicionada reasumirá su propia nada, resplandeciendo solo la verdad desnuda en la consciencia de aquellos que amaron la verdad.

Sí, Él viene pronto, en poder y tremenda gloria. Amén. Bienaventurados los que habituaron sus corazones y sus ojos al resplandor fulgurante de su inminente llegada.

Amén.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s