El estrepitoso fracaso de la propaganda occidental para demonizar a Rusia.

El 99% de los occidentales no sabe ubicar a Ucrania en un mapa y no tiene más meta existencial que comer tres veces al día y follar de cuando en cuando, según expertos.

Por despojosdeoccidente

¿Para qué sirve la propaganda occidental de guerra? ¿Acaso hacer que el ganado humano occidental piense que Putin es malo y que Zelenski es un héroe sirve para algo? No sirve para nada, pues sobre el teatro de las operaciones militares es Rusia la que está ganando de forma abrumadora, y en el ámbito geopolítico el gigante euroasiático no puede ser aislado porque China no lo va a permitir, de forma que el comercio seguirá fluyendo multidireccionalmente entre ambas potencias y entre el resto de países no hostiles, o sea, todos menos algunos países occidentales, aunque ello implique el fin del dólar como referencia comercial y el fin de todo el dinero no real, esto es, no basado en oro o en cualquier otro bien tangible, a saber, que el fin del dinero fiduciario emitido ad infinitum está llegando, con el colapso asociado que conlleva de la sociedad del bienestar social artificialmente sustentado por una economía zombi no apoyada en el producto interior bruto de las naciones, sino en las inoculaciones masivas de más y más y más dinero-deuda, hasta que la burbuja de la falsa economía acabe de reventar y el canibalismo para sobrevivir deje de estar mal visto.

El objetivo de la propaganda occidental no es otro que el de rellenar la parrilla televisiva con contenido no cultural tradicional, no religioso y no trascendente para distracción y jolgorio de los degenerados occidentales, a los que les importa una mierda Rusia y Ucrania. El mismo valor tiene el telediario de cualquier medio de desinformación occidental que, por ejemplo, el programa “Sálvame” de Tele 5 o “Salsa rosa” de Gangrena 3, donde una serie de depravados personajes famosos acuden a contar sus peripecias sexuales y andanzas existenciales  infrahumanas para amenizar a la plebe.

Una vez que se produce la desconexión de la órbita divina y se hace dejación de la responsabilidad como seres humanos en la búsqueda de la verdad en pos de la trascendencia de este mundo intrascendente, o sea, efímero y vacío de realidad real, la propia condición humana rebajada a la altura de las cucarachas hace que lo único que importe en la vida sea la supervivencia y darle gustito al cuerpo, pues la cosmovisión trascendente de la vida y  de la muerte, una vez relegada al olvido y no cultivada por el estudio y la reflexión en los Libros Sagrados (siendo el Corán su sello final), es reemplazada entonces por la cosmovisión de “que me quiten lo bailao”, por lo que todo es bueno o malo si de ello se obtiene o no se obtiene un placer personal, esto es, relativo al personaje que creemos ser en la vida, en detrimento de la toma de consciencia de lo que realmente somos: una luz omnialumbradora, omnipenetradora y eterna que no viene del mono por evolución azarosa, sino de Allah el Altísimo como un acto de misericordia. La Tierra fue aplanada y el ser humano depositado en ella para jugar a actualizar este saber sagrado velado y ser salvos de los demoledores estragos del correr de las eras y del fin de los tiempos, que ya estamos viviendo, manque le pese a los ateos.

ateos5

Un grupo de ateos disfrutando de la vida antes de ser exterminados, o sea, sumergidos en la densidad de tinieblas a la que habituaron su psique, la cual no se destruye, sino que se proyecta siguiendo su propia inercia en los planos existenciales post-mortem, aunque los gilipollas lo ignoren.

Y esta es la razón por la que el escarmiento de los ateos va a ser brutal, en esta vida y en la otra, ante la desidia de esos tragacionistas de propaganda, a los que no les importa un carajo lo que pase en Ucrania, o en Yemen, o en su barrio, sino que lo único que les importa es la seguridad en que si obedecen a los terroristas del gobierno y se envenenan con las vacunas, se confinan cuando toque, van a votar, etc, se podrá seguir llevando una vida medianamente normal según el estándar de normalidad del anormal occidente, y todo ello mientras la agenda 2030 sigue avanzando, se desata la tercera guerra mundial, la gripe aviar salta a los humanos, se fabrican nuevas vacunas venenosas para combatir la nueva falsa pandemia y se cancelan a los 7 mil millones de individuos que no tienen cabida, o no caben, en la nueva era de IA (Inteligencia Artificial) y robots trabajadores que es necesario implementar para salvar el planeta y hacer de nuestra casa común un mundo sostenible, verde y moderadamente poblado, o despoblado.

Para más información acerca del Gran Reinicio y la Agenda 2030 leer las encíclicas del satanista Papa Francisco. Y para más desinformación en general, acerca de la guerra, de la falsa pandemia o de cualquier otro tema, seguir viendo la TV y no acercarse al Noble Corán.

Para los puros de corazón, empero, el Corán será luz y guía.

FIN.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s