Un canto al amor para amenizar la espera.

Si de este lado del velo ya te conocí

Y en tus deleites me deleité

Perplejo de asombro

Aún en medio de mi desastrosa vida,

Cómo no será el gozo

De la contemplación directa

De Tu desnudez

Cuando el velo se descorra

Y Tú amanezcas

Como el incipiente amanecer

Del sol del amor que todo lo abarca,

Que todo lo ablanda,

Que todo lo suaviza

Que todo lo purifica,

Que todo lo ilumina,

Que todo lo santifica.

-despojosdeoccidente.

COMENTARIO:

Se trata de un canto al amor como siendo la máxima expresión del conocimiento, una vez arraigado en el corazón tras pasar por el filtro del discernimiento que discrimina lo verdadero de lo falso, en contraposición al amor como siendo una emoción excitante, que es la noción del amor que tienen los ateos, esto es, los creyentes en la superstición del surgimiento casual del mundo como fruto de un reventón y la subsiguiente evolución del mono hasta evolucionar en el mono sofisticado imperante en el degenerado mundo moderno, cuya única meta existencial es pasárselo bien mediante la exacerbación de los disfrutes y la minimización resiliente de los estragos existenciales de llevar una vida simiesca, hasta que el sinsentido de haber desperdiciado la vida en vano les hace comprender que el suicidio es la única medicina para remediar el desaprovechamiento de la vida en la no búsqueda del amor, como siendo aquello que trasciende las causas intermedias que entraman el entramado de los personajes que creyeron ser, que una vez trascendidos asienta a los enamorados en el fulgor de la contemplación directa de Layla -la mujer primigenia-, Aquella por la que todo ser humano suspira, aunque no lo sepa.

Antes de la hecatombe zombi que se avecina y los ateos comiencen a exteriorizar su desespero asesino y caníbal, conviene reflexionar en estas cosas aquí expresadas en vistas a que la consciencia se abra a las vistas del amor que se abre, como beatífica flor, tras la caída del velo que los ignorantes llaman muerte.

amor22

DEDICADO A ELLA, CON AMOR.

FIN.

Un comentario sobre “Un canto al amor para amenizar la espera.

  1. La hipótesis del «reventón» del que surge el universo en realidad es una superstición cosmológica indemostrada y una hipótesis plenamente religiosa, obra del clérigo Lemaitre, bendecida hace poco por el Papa Francisco como explicación de la creación.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s