Bajo la radiante hermosura de la luz de la luna que todo lo ilumina.

¿Es la luz de la luna

Una ayuda o un estorbo

Para emprender una furtiva fuga?

¿Es la lluvia

Un impedimento o un beneficio

Para viajar?

Nuestros pensamientos están siempre divididos.

¿Nuestra humilde choza,

Debe tener el techo de paja

O de piedra?

-EIHEI DOGEN-

Adaptado al español por despojosdeoccidente

COMENTARIO:

Nuestros pensamientos siempre están fracturados porque el pensamiento es siempre dual, pues se erige sobre un pensador que se cree separado de lo pensado.

Solo los unitarios que reposan en el vacío existencial de la trama de la existencia condicionada que condiciona la existencia relativa al irreal “yo”, o sea, solo aquellos que viven ajenos a la relatividad del yo observador y viven en la eternidad del absoluto no-tiempo, son capaces de pensar sin pensar y decidir siempre de manera acertada, beneficiosa y justa, por el bien de todos los seres atrapados en el espejismo de la dualidad sujeto-objeto, esto es, todos aquellos infelices que se creen sus personajes en detrimento de lo que realmente somos: un desbordamiento de las primigenias luces asomadas al espejo de la consciencia, que radiante brilla a ojos de los que tienen verdadera fe.

Si el techo de nuestra humilde morada es de paja o de piedra, es irrelevante, pues la razón de ser de nuestro hogar es que es humilde, sin pretensiones, sencillo, desprovisto de aparatosa artificialidad, espontáneo en su naturalidad; un hogar donde la espontaneidad de la mente que despertó a la no-dualidad se solaza en las cosas alumbradas, pues en las cosas alumbradas en sí mismas no está, sino en la luz del alumbramiento que a todas las cosas ilumina.

Las atrocidades del fin de los tiempos solo podrán ser sobrellevadas por los que se adhieran a las enseñanzas de Dogen, y de los que a Dogen se asemejan. Cuando truene el ajuste de cuentas definitivo de haberse alejado de Dios y los ateos corran como pollos descabezados en busca de comida, solo los hombres de Dios estarán a salvo, protegidos por la radiante luz de una asombrosa visión traspasadora.

Es muy importante desatender a los expertos del mundo moderno, esto es, a los expertos en felicidad yoística yolovalguística mundana, y atender a las enseñanzas sagradas de Dogen y de todos los amigos de Dogen, cuya característica reconocible es que están muertos al espejismo del mundo y vivos en la luz del desvelamiento que deja entrever la luna llena del conocimiento de uno mismo.

FIN

Un comentario sobre “Bajo la radiante hermosura de la luz de la luna que todo lo ilumina.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s