¡Escribe!, porque estas palabras son verdaderas y fieles.

Y vi un cielo nuevo y una tierra nueva: porque el primer cielo y la primera tierra pasaron; y no hubo más mar.

Y yo Juan vi la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios, dispuesta como una novia ataviada para su marido.

Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí, el tabernáculo de Dios está con los hombres, y él morará con ellos, y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos, y será su Dios.

Y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos; y no habrá más muerte, ni llanto, ni lamento, ni habrá más dolor: porque la primera creación pasó.

Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: ¡Escribe!, porque estas palabras son verdaderas y fieles.

-Apocalipsis 21-

COMENTARIO:

Apocalipsis significa “retirada del velo”, o sea, revelación, pues una vez retirado se desvela lo que el velo ocultaba, a saber, la Noble y Radiante Faz del Dueño y Señor de Todos los Dominios, la Única Verdad, fuente y sostén de todas las cosas creadas.

Se entiende, pues, por velo, todo aquello que no es verdadero, esto es, todo aquello que no es Allah; y se entiende por apocalipsis, el acto de la toma de consciencia universal acerca de la Única Verdad como siendo la única realidad, siendo el resto de realidades, realidades impostadas depositadas en el tiempo a modo de espejismos para jugar al eterno retorno de las luces indeclinables.

La hora del desvelamiento apocalíptico revelador de la verdad desnuda se activa cuando las psiques individualizadas, que son los fragmentos temporales relativos de la consciencia absoluta, ya no reflejan la luz del Creador, sino que solo reflejan la inercia auto-destructora que vehicula la cerrazón espiritual que no reconoce a Allah como el rey de reyes y señor de señores, de modo que la luz del alumbramiento se desborda para tomar posesión de los ámbitos oscurecidos por las sombra del olvido de la Verdad Una y Única.

En el plano de la densidad material de la Tierra Plana, esto se plasma en la destrucción auto-destructora del ser humano, enajenado por su falta de visión trascendente, de modo que tras padecer las plagas de las guerras, las pestes, la cultura y la sacudida de las potencias de la naturaleza, los fragmentos de la consciencia de los justos son pulidos, purificados, en la prueba definitiva, de forma que las formas reflejadas vuelvan a brillar por la luz del Creador, y no por sus apariciones parciales y temporales.

Esto quiere decir que los que se habituaron a la luz, volverán a la luz apocalíptica del desvelamiento y se solazarán en el gozo de la visión cara a cara del Amigo Íntimo; y los que se deshabituaron a la luz, o sea, los ateos y gentes de mal vivir, serán destruidos y penarán para siempre en un fuego, donde ni vivirán ni morirán.

FIN.

VIDEO – APOCALIPSIS 21…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s