Poema y comentario para aclarar la mente y que todo fluya.

Despierto o dormido,

En mi choza de paja,

Solo rezo para atraer hacia la otra orilla

A todos

Antes que a mí mismo.

-DOGEN-

COMENTARIO:

Estamos viviendo el fin de los tiempos como culminación de la degradación del ser humano, alejado de la verdad por su repudio de la verdad y su adopción de la mentira como forma de entramar la existencia mundana, que una vez despojada del engarce de la sabiduría queda deshilachada y reintegrada en el foco-sumidero de la luz de las luces, lo cual quiere decir que el apocalipsis revelador de la verdad tras la impostura de la falsedad, es inminente, dada las señales que así lo indican, entre las que destacan: el ateísmo rampante, la decadente moral, la masculinización de la mujer, el afeminamiento del hombre, la cultura LGTB, el asesinato de los nonatos en el vientre de sus madres como un derecho humano feminista, matar para pasar el rato, arrumbamiento de los ancianos-chatarra en residencias, la salud vista como enfermedad, la enfermedad vista como salud, la inversión del principio sagrado de la belleza (de modo que lo bello es aquello que le parezca bello a cada gilipollas –una mierda en una vitrina, por ejemplo), etc.

La actividad más noble que cualquiera puede acometer en la vida es el estudio de la verdad para desmoronar el edificio de la mentira, y especialmente ahora que todo se viene abajo y la zozobra del ganado humano le llevará a extremos inimaginables, pero sí intuibles a la luz de las películas de hollywood, esto es, hasta el extremo del canibalismo para prolongar el sinsentido de vivir sin una meta trascendente un poco más de tiempo.

Y esta es la razón por la que hemos posteado este post bajo la forma de un poema de Dogen y su comentario acompañante.

“Dormido o despierto…»

Esto apunta a la no-dualidad que enraíza en la consciencia de los hombres de Dios, para los cuales tanto vale el oro como el polvo, y tan lúcidos y consciente de la verdad están durante la vigilia como durante el sueño o sueño profundo.

“En mi choza de paja…”

Alude a la humildad, o sea, la carencia de importancia personal, que engalana la vida de los verdaderos hombres.

“Solo rezo para atraer hacia la otra orilla

A todos …”

Esto indica que existen dos orillas, o realidades, a tener en cuenta. Por un lado está la orilla de lo perecedero, que es la orilla de los que se creen sus propios personajes, por más que dichos personajes no sean más que una impostura artificial y temporal  que vela la realidad atemporal del verdadero ser.

Y luego, o aluego, está la orilla de lo imperecedero, que es donde la consciencia de los verdaderos hombres se solaza bajo la luz del sol de la verdad Una y Única, cuyo fulgor todo lo penetra y todo lo alumbra. El sabio, pues, no vive para su sí mismo perecedero, sino para su sí mismo eterno.

“Antes que a mí mismo.”

Esto significa que por el bien de los que ignoran la verdad y viven ajenos a ella, el sabio se esfuerza en que crucen hacia la otra orilla, de modo que hasta que todos hayan cruzado ya y puestos a salvo, no cruzará él mismo; siendo esto la máxima expresión del amor y del conocimiento.

FIN.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s