Solo los inmaduros ignoran que no hace falta viajar para viajar.

Escucha el trascurso del amanecer

Desde el propio Sol.

Si no hubiera un amanecer interior,

Me habría desvanecido hace mucho tiempo.

No importa cuáles son tus circunstancias,

Solo asegúrate de hacer de cada viaje

Un viaje interior.

Si viajas al interior,

Viajarás por todo el mundo

Y mucho más allá del mundo.

-Shams Tabrizi-

(Adaptación libre al español de despojosdeoccidente)

COMENTARIO:

Para celebrar que pronto moriremos a la irrealidad de la vida mundana y naceremos a la realidad de la verdadera vida, que es la vida interior desanudada, sin necesidad ya de un soporte externo que la vehicule en el constreñimiento de la vida material, hemos decidido postear este post relativo a un poema del maestro Shams Tabrizi y su comentario acompañante, que Dios mediante estamos exteriorizando desde el sol interno de la sabiduría que comprende todas las cosas a la luz de la Verdad Una y Única.

Al contrario de lo que piensa el devaluado hombre moderno, solo hay una verdad, en contraposición a la verdad de cada cual, o sea, a la verdad como siendo “mi verdad”, de la que tanto hablan los imbéciles de los psicólogos, los cuales están causando múltiples estragos mentales en la psique de sus desorientados pacientes, teniendo que recurrir muchos de ellos al suicidio como única medicina posible que alivie el desasosiego existencial materialista de una vida vivida materialísticamente sin un enfoque trascendente, a saber, sin un enfoque que trascienda la Torta Terrestre y asiente la consciencia en la Luz de la Verdad No Nacida Y Eterna.

Escuchar el amanecer desde el sol es entender la trama existencial desde la luz que alumbra la trama existencial, y no desde las cosas alumbradas que entretejen dicha trama. Los cretinos psicólogos no serán capaces de entenderlo y de ayudar así a paliar la pandemia de suicidios que azota al despiritualizado occidente.

Si no hubiera un sol interior, el mundo externo no habría sido visto, porque sin dicho sol todo estaría sumido en una oscuridad de tinieblas. Por eso el maestro dice que sin un sol interior hace tiempo que él no existiría.

El viaje interior abarca tanto lo interior como lo exterior, mientras que el viaje exterior solo abarca lo exterior, pues excluye lo interior, esto es, su vacuidad, su vacío de realidad propia y diferenciada. Una vez que se sabe esto, viajar al exterior es viajar al interior de todas las cosas, por lo que da igual a dónde se viaje, o si se viaja o no se viaja; el sabio no está en las cosas, en las circunstancias, sino en la luz interior que todo lo alumbra, por lo que un hombre tal no muere jamás y se eterniza con la Luz del Eterno No Nacido Que No Muere Nunca.

El resto, esto es, los inmaduros, seguirán viajando para evadirse de las circunstancias y acabar, seguramente, amargados, frustrados y suicidados, ya que no podrán soportar los estragos de la inminente guerra nuclear y el consiguiente apocalipsis zombi de los desesperados que no mueran achicharrados por los artilugios atómicos.

Esperamos que los psicólogos sean de los primeros en caer.

FIN.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s