La agenda de despoblación, para eliminar al sobrante humano, sigue su curso.

Biden: “Necesitamos más dinero para planificar la segunda pandemia. Va a haber otra pandemia”.

Michael para Investment Watch

¿Deberíamos estar preparándonos para la llegada de una “segunda pandemia”? El hombre de la Casa Blanca parece pensar que sí. Mucha gente no se toma muy en serio lo que dice Joe Biden, pues es obvio que se encuentra en un avanzado estado de declive mental. Pero es esa falta de agudeza mental lo que hace que cometa un desliz y revele cosas que quienes rodean a Biden no quieren que revele. Esa es una de las razones por las que Biden se mantiene alejado de los reporteros la mayor parte del tiempo, pero de vez en cuando hay una breve oportunidad para que los periodistas interactúen directamente con él. Fuimos testigos de una de esas breves oportunidades esta semana, y la forma en la que Biden respondió a la pregunta de un periodista tiene a mucha gente rascándose la cabeza.

«¿Cuánto del suministro de vacunas para estos niños pequeños hay y cuántos de los niños de la nación podrá vacunar antes de que necesite más dinero del Congreso?» preguntó un periodista.

“Saldremos adelante al menos este año. Necesitamos más dinero, pero no solo necesitamos más dinero para vacunas para niños. Necesitamos más dinero para planificar la segunda pandemia. Va a haber otra pandemia”, respondió Biden.

Si Biden simplemente estuviera tratando de decir que es inevitable que algún día aparezca otra pandemia, eso no sería tan importante, porque es solo sentido común.

Estaba sugiriendo que se necesitaría más dinero mientras esté en la Casa Blanca para prepararse para “la segunda pandemia”. Entonces eso parecería indicar que él cree que vendrá otra muy pronto.

Por supuesto, ha habido muchas pandemias a lo largo de la historia, pero al usar el término «segunda pandemia» claramente está emparejando la próxima que viene con la pandemia del COVID. Entonces, cuando Biden dice que va a haber “otra pandemia”, no está hablando de algo que sucederá dentro de 20 o 30 años. Entonces, ¿qué sabe él?

Este es un caso muy raro en el que realmente estoy de acuerdo con Biden. He estado advirtiendo que se avecina otra pandemia, y he explicado exactamente por qué lo creo. Obviamente Biden no cree en lo que yo creo.

Entonces, ¿qué información le ha llevado a la conclusión de que definitivamente habrá otra pandemia? ¿Cree que la viruela del simio se convertirá en tal crisis? El martes, Fox News informó que el número total de casos confirmados en los Estados Unidos ahora ha aumentado a 113. Se ha propagado a 20 estados de Estados Unidos y la capital de la nación. Hasta el momento, se han registrado 113 infecciones, la mayoría en California, Nueva York, Illinois y Florida. Y el Daily Mail nos dice que un caso sospechoso en Nueva Jersey podría convertirse en el caso confirmado número 114.

Otras partes del mundo están registrando más casos. En áreas de África donde la viruela del mono es endémica, ha habido más de 1500 casos confirmados en lo que va de año, y 72 de los afectados han muerto. En el resto del mundo donde la viruela del simio no es endémica en esta etapa, hay 3126 casos confirmados y 120 casos sospechosos. El número de casos confirmados sigue creciendo a un ritmo exponencial, y el Reino Unido sigue a la cabeza. Mientras escribo este artículo, hay 793 casos confirmados en el Reino Unido, y la gran mayoría de ellos son hombres que tienen sexo con otros hombres. Los científicos advierten que cualquier persona que esté en contacto físico cercano con alguien infectado con viruela del simio o con su ropa o sábanas corre el riesgo de contraer la enfermedad, independientemente de su orientación sexual.

En un intento desesperado por detener la explosión de este brote, los funcionarios de salud del Reino Unido comenzarán a vacunar a los hombres de la comunidad gay. Por supuesto, nadie sabe si esas vacunas serán realmente efectivas. Como he dicho anteriormente, la nueva cepa que está circulando tiene aproximadamente 40 mutaciones que la diferencian de las cepas anteriores. Todavía hay mucho que no sabemos, y el jueves los funcionarios de la OMS están programados para reunirse para discutir qué hacer a continuación. En última instancia, se necesitará mucho más que unos pocos miles de casos para convertir este brote en el mismo tipo de crisis global a la que nos enfrentamos en el caso del COVID.

Sin embargo, como señalé anteriormente, el número de casos confirmados ha aumentado a un ritmo exponencial. Si eso continúa sucediendo, y si la cantidad de casos confirmados sigue duplicándose, no pasará mucho tiempo antes de que tengamos una verdadera pesadilla en el horizonte. Pero ya sea que la viruela del simio se convierta o no en una verdadera pandemia mundial, hay una cosa en la que Joe Biden y yo estamos totalmente de acuerdo. Definitivamente se avecina otra pandemia, y no tendremos que esperar mucho más antes de que esté aquí.

disto

SONDAS.BLOG: Lo que más llama nuestra atención, pandemias aparte, es el hecho de que se haya votado a Joe Biden y se le haya llevado a la presidencia de los Estados Unidos y al mismo tiempo se le reconozca un “avanzado estado de declive mental”. Por otra parte, los hay que insiten en que ha habido fraude electoral. En cualquiera de las dos suposiciones, el asunto es grave, patético e irreversible.

La primera opción demostraría que las sociedades estadounidenses son, ante todo, sociedades enfermas, con un agudo declive mental –como su presidente. Son sociedades psicópatas, violentas e ignorantes; y ello les ha llevado a votar a un degenerado que se ha dedicado gran parte de su vida política a chanchullos financieros con su hijo y el resto de la familia. Ésta es una situación que debería preocupar a los norteamericanos más que 114 casos de viruela.

La segunda opción no es mucho más alentadora, pues si la CIA monta guerras y golpes de estado aludiendo a que son países no-democráticos debido a que llevan a cabo elecciones fraudulentas, entonces, Estados Unidos debería ser invadido y tachado de república “bananera”, pues si algo califica a la política estadounidense, al sistema judicial, es la corrupción.

El segundo aspecto que llama nuestra atención es que Michael se presente en los primeros párrafos del artículo como antagonista de Biden, un enfermo mental, para acabar el artículo diciendo exactamente lo mismo que su presidente. Ya hemos dicho que se trata de una sociedad de psicópatas de la que no podemos esperar lógica, coherencia y, mucho menos, inteligencia. No obstante y dentro de este caos periodístico, hay un par de frases que han llamado poderosamente nuestra atención y que han hecho “rasgarnos la cabeza”.

Entonces, ¿qué información le ha llevado a la conclusión de que definitivamente habrá otra pandemia?

La misma que le ha llevado a Michael a concluir que habrá una segunda pandemia –apoyar la Agenda 2030 o el Nuevo Orden Mundial, o una nueva sociedad global dirigida y compuesta por nuevas criaturas, a cuya especie podríamos denominar ROBOHUMAMAL. O algo así.

¿Es este Michael, como Biden, un cretino? ¿Un maléfico compinche? ¿Un hipócrita? Es difícil tomar partido por alguno de estos atributos. Mas resulta perturbador que alguien hable de pandemia con 114 casos confirmados de viruela en una población de 350 millones de individuos, y estos repartidos en 20 estados. Es decir, que 32 estados viven sin un solo caso y si repartimos los 114 casos en 20 estados, estaremos hablando de 6 casos por estado; no por ciudad, sino por estado.

Imaginemos ahora California, con 40 millones de habitantes más un par de millones de homeless, con 6 caos de viruela; o el estado de Nueva York o Florida. Hagamos cuentas: cuántos suicidios, cuántas muertes por antidepresivos, por sobredosis, por crímenes… Si realmente Michael habla en serio, solo puede deberse a su declive mental, pues no creemos que por este artículo le paguen mucho.

Todavía hay mucho que no sabemos, y el jueves los funcionarios de la OMS están programados para reunirse para discutir qué hacer a continuación.

Fijémonos ahora en la segunda cita, sacada también del artículo. No sabemos nada, pero ya se está hablando de una inevitable pandemia, aunque ni por el número de infectados ni por el número de muertes ni siquiera se puede hablar de un problema sanitario.

Por lo tanto, cuando Biden y Michael hablan de una inminente segunda pandemia, lo que nos están transmitiendo es que la agenda sigue su curso; un curso revelado por los medios de comunicación –medios que pueden crear de la nada pandemias, guerras… y ataques extraterrestres. El Metaverso de Zuckerberg ha quedado obsoleto. De nuevo, la realidad sobrepasa a la imaginación.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s