El fin del periplo de la existencia condicionada y el regreso a casa

El pueblo al que por fin he llegado,

En lo más profundo de la profundidad

De las profundas montañas,

Es mi verdadero hogar;

¡La capital donde solía vivir!

-DOGEN-

Adaptado al español por despojosdeoccidente

COMENTARIO:

La profundidad es aquello que la superficialidad vela con su apariencia de solidez. Las montañas son las estacas que el Creador dispuso para que la Torta Terráquea estuviera fija y el hombre pudiera recorrerla, como el sol, la luna y las estrellas la recorren en sus prefijadas órbitas. Debajo de la Tierra está el mar de la eternidad, nuestro verdadero hogar, nuestra capital, donde todos los seres reposan en la plenitud de su potencia, que abandonan temporalmente para habitar estancias terrenales con vistas a echar de menos la atemporalidad y sus profundidades.

Después del periplo superficial en la superficialidad de la vida mundana, llega la hora de regresar a las profundidades de la Tierra, allí donde el mar de la eternidad todo lo mece según la inercia de las aguas que la consciencia encarnada aprendió a destilar, ya sea en la negligencia con respecto a la talidad del ser, que es paz, beatitud y dicha absoluta, o en las perturbaciones de las preferencias egoísticas, donde todo es inquietud, incertidumbre y miedo.

La agenda satánica 2030 de la ONU por un mundo despoblado, inhumano y sostenible no se va a detener, pues los últimos impedimentos de la bestia están siendo retirados, esto es, que los últimos hombres de Dios se están muriendo.

La única medicina disponible para que los obnubilados con los disfrutes despendolados puedan eludir el horror de lo que viene, será el suicidio.

Las vacunas asesinas serán obligatorias para ayudar al bien morir de los ateos, que por el bien común y la salvación del planeta han de ser liquidados sin que se note, o sea, poco a poco.

El resto del trabajo despoblatorio lo hará la horda zombi, cuando se desate el apocalipsis nuclear y la gente mate a sus semejantes por sus reservas de comida y agua, antes de pasar a matarlos para comerse sus cadáveres como antesala de la fase final, que será la fase postrera de comerse al prójimo vivo.

Después se levantará el anticristo para poner orden y trans-humanizar a los que sobrevivan.

La cosa está mala.

FIN.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s